Bienvenido al
blog de Buk!

Suscríbete y recibe información semanal con las mejores prácticas en Recursos Humanos.

imagen%20banner%20blog-02

Selecciona el tópico de tu interés

Buk

Liderar a distancia se ha transformado en el nuevo desafío para aquellas personas que tienen un equipo a cargo, para altos mandos o directores. Siempre hemos concebido la idea de que el jefe debe estar presencialmente y guiar a sus colaboradores de una manera cercana, con reuniones de equipo, conversaciones en persona y orientación de las tareas diarias. ¿Pero... qué sucede en este nuevo escenario mundial?

Liderar a distancia se ha transformado en el nuevo desafío para aquellas personas que tienen un equipo a cargo, para altos mandos o directores. Siempre hemos concebido la idea de que el jefe debe estar presencialmente y guiar a sus colaboradores de una manera cercana, con reuniones de equipo, conversaciones en persona y orientación de las tareas diarias. ¿Pero... qué sucede en este nuevo escenario mundial?

La tendencia apuntaba a que cada vez más existiera una independencia del lugar de trabajo, un trabajo remoto y la libertad de lograr el mismo objetivo sin necesidad de tener horario, una oficina o lugar físico establecido. Hoy, la contingencia ha transformado esa tendencia en una recomendación mundial y son muchas las empresas que las han adoptado. El teletrabajo se ha convertido en la nueva forma de trabajar y pareciera que cambiará la perspectiva del trabajo para adelante. 

Acá te dejamos algunas herramientas necesarias para que sepas manejar esta nueva dinámica y logres liderar a tu equipo sin la necesidad de tenerlos presencialmente. El éxito no se consigue por la asistencia, sino por el cumplimiento de la meta de los objetivos propuestos y el buen trabajo de equipo. 

 

Liderazgo exitoso en el teletrabajo

 

1. Comunicación

Muchos ya te han hablado de la comunicación... ¡Es que es lo más importante! No existirá un buen liderazgo si no existe una buena comunicación. Es importante poder comunicar a tu equipo lo que está sucediendo en la empresa, saber hacia dónde se dirigen los objetivos y los cambios que se están produciendo. Además es importante la comunicación entre los colaboradores del equipo y estar al tanto de sus preocupaciones y debilidades. Un buen líder debe poder motivar a los trabajadores e incentivarlos a crecer profesionalmente. Por último no olvidar la importancia de la comunicación entre las áreas. Muchas veces existen obstáculos de coordinación o cumplimiento simplemente porque no hubo una buena comunicación entre las distintas áreas de la empresa y nadie se puso de acuerdo para remar hacia un mismo lado. 

 

2. Potencia la servicialidad

Un líder debe aplicar el conocido "liderazgo servicial" el cual se refiere a estar en disposición de poder ayudar a mis compañeros o colaboradores de otras áreas. Ya es difícil poder resolver temáticas sobre proyectos en una misma oficina, pero será aún más difícil si se intentan resolver cosas a la distancia. Es por eso que el líder debe guiar a sus colaboradores a que apliquen el liderazgo servicial, para que así estpen todos en línea y puedan ayudarse entre si a lograr objetivos. 

Una buena herramienta que se utiliza mucho, es Slack. Una plataforma que te permite tener a todos tus colaboradores en línea, chatear y mandar documentos para que puedan analizar. 

 

3. Reconoce a tus colaboradores

Cada persona que se encuentra trabajando en la organización se encuentra viviendo una realidad diferente lejos de la oficina, la cual involucra una vida personal y familiar que puede afectar su labor diaria. Sin embargo, hay un esfuerzo constante por conseguir realizar las tareas y trabajar en conjunto por la meta de equipo y empresarial. Es importante mantener motivados a los colaboradores, escucharlos y alentarlos a ir por más. Reconocer sus capacidades, habilidades y trabajos específicos los hace sentir considerados, importantes y genera una mayor motivación para seguir alcanzando más desafíos. 

 

4. Planificación

Para lograr obtener resultados exitosos a la distancia es importante lograr planificar las tareas administrativas y estratégicas del equipo. Con la planificación los colaboradores pueden ordenar sus prioridades y trabajar por metas. Además la planificación les permitirá saber en qué están los otros colaboradores del equipo o de las otras áreas y así aumentar la comunicación entre ellos. 

 

5. Ser razonables

Por último, pero no menos importante, es ser razonable. Hay que intentar entender que la casa o el lugar remoto en el que la persona esté trabajando no posee la misma infraestructura que la oficina, por lo que su rendimiento puede verse afectado de cierta forma. Es bueno poder considerar metas razonables, que se puedan realizar de manera independiente y que no necesariamente se necesite un trabajo presencial y grupal para lograrlo. 


Liderar a la distancia puede ser difícil, pero están todas las condiciones para hacerlo y que sea exitoso. La tecnología permite ir más allá y con todas estas herramientas que te brindamos, sentirás que estás trabajando codo a codo con tus colaboradores. 

Si necesitas profundizar más sobre este tema, nuestra buker Michelle Saffie, experta en el área de talentos de Buk, profundiza sobre el liderazgo en uno de nuestros capítulos de la serie webinar #Bukentucasa. ¡Chequéalo a continuación!

 

( continuar leyendo )
Buk
 

Coordinar un equipo para que consigan un objetivo o alcancen una meta, puede ser todo un desafío, y es aún más difícil cuando se debe realizar en tiempos de cuarentena o distanciamiento social. En especial porque hay que equilibrar la vida laboral con la convivencia familiar al mismo tiempo. 

Debido a que muchos nos han escrito bajo esa temática, es que realizamos una guía práctica que te ayude a coordinar a tu equipo desde la distancia y obtener resultados exitosos. 

Coordinar un equipo para que consigan un objetivo o alcancen una meta, puede ser todo un desafío, y es aún más difícil cuando se debe realizar en tiempos de cuarentena o distanciamiento social. En especial porque hay que equilibrar la vida laboral con la convivencia familiar al mismo tiempo. 

Debido a que muchos nos han escrito bajo esa temática, es que realizamos una guía práctica que te ayude a coordinar a tu equipo desde la distancia y obtener resultados exitosos. 

6 herramientas para coordinar a tu equipo 

Se necesitan herramientas y rutinas para realizar un coordinación exitosa. Cada una de ellas es muy importante y crearán una estrategia en la que todos se sentirán unidos y considerados, trabajando por un mismo objetivo para alcanzar las metas de la organización, sin dejar de lado el contexto en el se esta viviendo y la forma en la que se está trabajando. 

 

1. Mejorar la comunicación

La comunicación es fundamental para cualquier tipo de relación, pero se debe trabajar aún más cuando las relaciones son a distancia y no presenciales. Se necesita estar conectados más seguido y ojala tener momentos de conexión en donde se puedan ver las caras y sentir que uno esta conversando persona a persona. 

 

Coordina reuniones 1 a 1 y de equipo

De esta forma, podrás saber en que está cada uno de los integrantes de tu equipo, ir guiandolos en sus tareas diarias y orientarlas a un trabajo en equipo. Es importante, al mismo tiempo, tener conversaciones grupales para que así los colaboradores sepan en que están sus compañeros, cómo se pueden apoyar entre ellos y lograr un trabajo en equipo exitoso. 

 

Realiza una minuta

Hacer una minuta pre y post reunión te puede ayudar a ordenar los temas a tratar e intentar de cubrirlos todos junto a tu equipo. Es importante organizar las tareas con orden de prioridad y ir desarrollándolos junto a los colaboradores. Luego de cada reunión, te recomendamos hacer una minuta que contemple un resumen de lo que fue la reunión y las decisiones que se tomaron para hacerles una bajada y luego concretar. 

 

Contención y Check In

No olvides que cada uno de lo integrantes de tu equipo se encuentra viviendo y lidiando con diferentes situaciones que pueden hacer difícil el encierro y el rendimiento en el trabajo. Siempre hay que intentar contener y hacer un chequeo de cómo se encuentra, conectarse emocionalmente con el equipo y ayudarlos en caso de lo requieran.

 

Organiza la frecuencia de las reuniones

Define con los integrantes de tu equipo un horario y día para juntarse a conversar o hacer una llamada conferencia, de esta forma todos ordenarán sus tareas para estar ese día y a ese horario conectados. 



2. Metas claras

Con metas claras se mejora la comunicación y se llega a un mismo objetivo en común de forma exitosa. Entre más clara sea la indicación, más fácil será coordinar al equipo. 

 

Define Objetivos /metas

Así como se coordina una reunión semanal de equipo y se define los horarios y días, se deben definir objetivos y metas semanales para ir guiando el trabajo diario hacía un mismo fin. Estos objetivos deben ser individuales como grupales. Hay que hacer un enfoque colaborativo entre los integrantes de tu equipo.

 

Acuerda reuniones de avance

Si quieres que se cumplan las metas, es importante entregar apoyo y ir viendo los avances que se han hecho del proyecto para así ir guiando y orientando a los colaboradores para que logren el objetivo propuesto.

 

Revisa el cumplimiento semanal

A finales de todas las semanas, es bueno revisar el cumplimiento semanal y las dificultades que se presentaron, cómo se resolvieron y qué obstáculos hay en el camino que impidan llegar a la meta. De esta manera hay un manejo de la situación y se entregan herramientas para superar los conflictos y existe una mayor proactividad para salir adelante.


3. Delega

Lograr una buena coordinación de equipo significa apoyarte en sus integrantes y aprender a delegar, confiar en las habilidades de cada uno de ellos y que las cosas se harán bien sin estar todo el tiempo encima. 

 

Pon atención

Si dentro del equipo hay personas con las que es más fácil acercarte, apóyate en ellas. Será más fácil la comunicación, podrán brindarte una mano y facilitarte la dirección. 

 

Delega las responsabilidades

Coordinar un equipo requiere de mucha responsabilidad, porque no solo debes hacer tu trabajo que te piden desde dirección, sino que además debes estar apoyando y facilitando herramientas a las personas de tu equipo para que cumplan con las metas propuestas. Cuando haya mucha presión, es importante aprender a delegar y entregar responsabilidades que sepas que otras personas puedan cumplir de la forma en que lo necesitan. Observa bien las habilidades de tus colaboradores, pues unos podrán cumplir mejor una tarea y otros otra. 

Si tienes dudas o problemas con este tema, puedes intentar ir de a poco entregando responsabilidades 1 a 1 semanalmente. Una vez que veas que la modalidad funciona, puedes ir avanzando con otros integrantes y mayores responsabilidades.

 

4. Documenta 

Todo siempre es mejor cuando se deja por escrito, de esta manera queda documentado y puede servir como referencia para el futuro. 

 

Documenta los procesos

Documentar te servirá como respaldo de tu acción y de los procesos que se implementaron para llegar a una meta u objetivo. Es bueno documentar también las buenas prácticas, el "How we work", los obstáculos y dificultades que hubieron en el proceso. 

 

Procesos claros

Así como las metas deben ser claras, los procesos también deben serlo. De esta forma, la comunicación será más rápida y efectiva y el flujo del trabajo será mucho más eficiente y productivo.

 

Mayor ejecución

Todo será mucho más eficiente al saber que se espera de cada uno de los integrantes del equipo. Al conocer sus habilidades y competencias, se les podrá entregar procesos y responsabilidades de acorde a sus cualidades. Es bueno poder ir documentando su desarollo profesional y cómo se desenvuelven en diferentes temáticas para ir ayudándolos a mejorar y entregarles feedback.

 

5. Feedback y Reconocimiento

Para coordinar un equipo también se necesita motivar y contener a cada uno de lo integrantes. Es por eso que el feedback y el reconocimiento es tan importante. 

Genera espacios de conversación

Los colaboradores necesitan una voz que los guíe y apoye, no importa si es en forma presencial o virtual. Escucharlos y orientarlos es muy importante para su desarrollo profesional como personal. 

 

Retroalimenta a tus colaboradores

Entrega feedback acerca de los avances y desafíos del cumplimiento de objetivos. Reconoce las buenas prácticas y orienta aquellas veces en que el colaborador se haya visto más débil para mejorar en la próxima oportunidad.

 

Gestiona tus propias emociones

Antes de hablar, debes saber que todos los colaboradores son distintos y tienen variadas formas de reaccionar o tomarse las situaciones. Es por eso que antes debes gestionar tus propias emociones, saber con quién estás hablando y entregar respuestas de ánimo y apoyo para tu equipo. 

 

Agradece y apoya 

Motiva a tus colaboradores agradeciendo su trabajo, la atención, proactividad y el esfuerzo que pusieron cada uno en alcanzar el objetivo o meta. 

 

6. Interacción Social

 

Plan de acción

Genera un plan de acción para fomentar la interacción social de forma remota. Por ejemplo, puedes hacer que todos los colaboradores de tu equipo hablen por la aplicación Slack, crear un grupo de Whats App o trabajar las tareas admnistrativas con tableros especializados en Trello.

 

Sistema de mentores

Genera un sistema de mentores, para compartir inquietudes o dudas, para que no se sienta solos ni aislados.

 

Tiempo Libre

Generar espacios para hablar de otros temas que no sean laborales. (Concursos o juegos virtuales)

 

 

( continuar leyendo )
Buk

La crisis por la que estamos pasando, sin duda afecta el compromiso y motivación de nuestros trabajadores. En estas situaciones, la confianza y la seguridad son fundamentales para afrontar las situaciones adversas. Es necesario contener a los colaboradores y apoyarlos para que no se sientan inseguros o dejados de lados. 



La crisis por la que estamos pasando, sin duda afecta el compromiso y motivación de nuestros trabajadores. En estas situaciones, la confianza y la seguridad son fundamentales para afrontar las situaciones adversas. Es necesario contener a los colaboradores y apoyarlos para que no se sientan inseguros o dejados de lados. 

La evidencia señala que el temor de perder el empleo afecta negativamente la calidad del trabajo y el desempeño. La incertidumbre de cuánto va a durar la situación, la reducción de jornadas, disminución de sueldos y el aumento del desempleo, son factores que ponen nerviosos a los colaboradores, hacen que pierdan la motivación y eso afecta directamente con el compromiso por la organización. 

Aquí les damos algunas sugerencias para promover la seguridad y contener a sus colaboradores en tiempos de distanciamiento social:

 

¿Cómo contener a mis colaboradores durante tiempos difíciles?

1. Transmitir información a los trabajadores

Aquellas organizaciones que tengan la certeza de que pueden mantener los trabajos y los salarios, es recomendable que lo transmitan a sus trabajadores, pues les reducirá la incertidumbre acerca de si van a poder seguir o no en sus puestos, o si van a recibir su salario a fin de mes. Ese tipo de mensajes, que pueden resultar obvios, pueden no serlo tanto para algunos, y comunicándolo podemos rebajar el nivel de incertidumbre.  

2. Mejorar el optimismo de los colaboradores

 

Hacerles saber que su trabajo y participación diaria es lo que le da sentido a la compañía, pero no sólo eso, se requiere enseñarles a ser resilientes, es decir, afrontar de la mejor manera los retos y problemas.

 

3. Aceptar que el rendimiento no siempre será del 100%

Tener claridad de que los niveles de rendimiento en estas circunstancias a veces son más bajos de los deseable. Muchas personas intentan hacer rutinas de trabajo y llegar a los objetivos, pero no siempre con los resultados que se esperan. Es el momento de adaptarnos a esta situación nueva y exigir de acuerdo a la realidad que estamos viviendo. De lo contrario, podemos sobreestresar a nuestros colaboradores.

4. Buen liderazgo

La ansiedad es una emoción frecuente en estos momentos, es por esto que es importante que los lideres transmitan una buena actitud, mantengan la calma y logren ver esta crisis también como una oportunidad, para tener opciones distintas y descubrir otras formas de crecimiento.

5. Crear rutinas

Promover en nuestros trabajadores rutina y hábitos de trabajo, otorgándoles también tips específicos de cómo lograr un buen equilibrio entre el tiempo de trabajo y los espacios de descanso.

6. Confiar

Confíar en nuestros colaboradores, esto es imprescindible, sin confianza no tenemos nada. Cuando hay confianza se toman más iniciativas, ya que no hay temor, se resuelven problemas de forma más activa y proactiva. Quien trabaja bien va a seguir trabajando bien, y quien no lo hace tan bien, no lo hará mucho peor.

 

7. Conexión Social

La conexión social es clave, tenemos que tener un plan de acción para fomentar la interacción social de forma remota con nuestros equipos. Por ejemplo, crear pares de trabajo, o en caso de alguien con menos experiencia, tener un sistema de mentoría, lo que permite estar contantemente comunicado con algún miembro del equipo, compartir inquietudes o dudas, y evitar el aislamiento social o la sensación de soledad. Bajo este punto, se recomienda hacer reuniones 1 a 1, en este escenario la comunicación es clave. Lo ideal es poder tener una reunión diaria o al menos dos veces por semana. Durante dicha reunión, lo primero es preguntarle cómo está, cómo se ha sentido. Prestar 100% atención a la persona. Así, se siente más empoderada y más comprometida, se crea mayor empatía y se fortalece el vínculo, todas variables claves para la motivación laboral.

8. Cafetería Virtual

Crear una cafetería virtual, un espacio informal para el equipo. Es decir, una plataforma de comunicación informal y divertida. Promueve la conexión social y contribuye a que unos y otros sepan cómo andan los demás. Es importante más que nunca cuidar las relaciones.

9. Mantener un buen clima laboral

Así también, es importante seguir preocupándonos de mantener un buen clima laboral y mantener o comenzar a realizar algunas actividades que aporten a esto, tales como: enviar un regalo de cumpleaños al domicilio, hacer algún concurso de fotografía, de cuento o de dibujo infantil, participar de algún desafío profesional, entre muchos otros.

10. Talleres de Autocuidado

Hacer talleres de autocuidado, en la medida en que se note que los colaboradores están presentando índices elevados de ansiedad. Éstos les ayudarán a canalizar su estrés, normalizar sus emociones y les entregaran herramientas para focalizar su atención y reducir sus niveles de angustia.

El coronavirus pasará, pero la experiencia que generemos en el teletrabajo con nuestros equipos, organizando buenas prácticas de gestión, compromiso y colaboración, podrá marcar una nueva era en las relaciones laborales y en nuestra forma de trabajar.

( continuar leyendo )
Buk

El ciclo de vida del empleado, también conocido como ELC, Employee Lifecycle, es un proceso que mida distintas etapas que vive un colaborador desde que entra a trabajar a una empresa, hasta que se retira de ella. Entender cada una de estas fases, ayuda a mejorar la empresa en todas sus aristas, desde la relación con los colaboradores hasta la productividad y crecimiento de la organización. 

El ciclo de vida del empleado, también conocido como ELC, Employee Lifecycle, es un proceso que mida distintas etapas que vive un colaborador desde que entra a trabajar a una empresa, hasta que se retira de ella. Entender cada una de estas fases, ayuda a mejorar la empresa en todas sus aristas, desde la relación con los colaboradores hasta la productividad y crecimiento de la organización. 

Acá te explicamos en detalle cada fase y la importancia que tiene para el colaborador como la importancia a nivel empresa que posee el ciclo de vida del empleado. 

 

5 fases del ciclo de vida del empleado

1. Atracción

El ciclo comienza con la fase de atracción. El escenario inicial, en donde se atraen talentos y personas con el fin de elegir al mejor candidato para el cargo y que supla de mejor manera las necesidades de la empresa. Comienza con el inicio de la vacante del puesto y búsqueda de un trabajador que calce con las especificaciones de la solicitud. 

En este escenario entra en juego el valor de la marca y su cultura empresarial. Ambas cosas ayudan a la atracción de los prospectos, genera interés y ganas por parte de ellos trabajar en la compañía. Otro punto que se valora en esta etapa es la oferta misma de trabajo, la compensación y los beneficios que trae el trabajo, incluso el desarrollo profesional que se puede adquirir en la empresa. 

 

2. On board

Una vez que se selecciona a la persona adecuada para el cargo, comienza la etapa de "On bording". Esta fase comienza con la contratación de la persona y su inclusión a la empresa. Aquí se les enseña la estructura de la organización, el flujo de trabajo y su propósito. Según estudios, la forma en que los líderes introducen a las nuevas contrataciones a la empresa y les dan la bienvenida, tiene directa relación en como se desenvuelven y desarrollan profesionalmente en la empresa. 

Es ideal explicar bien los propósitos del cargo, la visión y misión de la organización, y explicar las expectativas que se tienen que lograr. De esa esta forma, el nuevo colaborador sabrá como enfocar sus tareas diarias y hacía donde dirigirlas. 

 

3. Desarrollo

Esta etapa se relaciona con el desarrollo profesional del colaborador dentro de la organización. A través de la motivación y el compromiso que puedas brindarle a los colaboradores, ellos lograrán mejorar sus habilidades y capacidades en el trabajo, mejorando a la vez la productividad y el crecimiento de la empresa. 

Una buena herramienta para alentar a los colaboradores, es darles la posibilidad de que se puedan capacitar con expertos de la materia, a través de magister, diplomados, seminarios o charlas. Otra opción es darles la posibilidad que entre las mismas personas del equipo se puedan capacitar, entregando conocimientos y experiencias que sirvan para el día a día de la oficina. Es bueno poder reconocer los logros de cada una de las personas e incentivarlos a ser responsables con su propio desarrollo profesional para que puedan exigirse en su trabajo y llegar más lejos como profesionales. 

 

4. Retención

 

Es en este escenario donde se invierten todas las energías para lograr retener a los talentos de las empresas, aquellas personas que destacan y aportan a tu negocio un gran conocimiento y práctica sobre la organización. Aquí juega un gran rol la cultura empresarial que haya en la organización. Si ésta es buena, intentará mantener a sus colaboradores felices, preocupados por su desarrollo profesional y personal dentro de la oficina. Si la cultura empresarial es mala, se preocupará solo de los fines lucrativos y crecimiento del negocio, en vez del equipo y personas que hay por detrás para conseguir ese objetivo. 

Una buena herramienta para potenciar la retención son las encuesta de clima y las evaluaciones de desempeño. A través de estos dos formatos, se puede realizar una análisis de cómo se encuentra el clima o ambiente de la empresa, a demás de poder analizar en profundidad el desarrollo profesional de cada uno de los colaboradores, sus intereses, obstáculos y desafíos. Es importante tener una buena comunicación para que las personas fluyan y logren transmitir sus inquietudes, sugerencias o reclamos de la empresa o forma de trabajar.

 

5. Off Board

Se entiende también como la desvinculación o separación de la persona con el lugar de trabajo o empresa en la que prestaba servicios. Es la última etapa del Ciclo de Vida del Empleado y en ella se pueden tomar muchos aprendizajes para evaluar. 

Considera investigar bien cuáles fueron las causas de la desvinculación de la persona con la empresa. Desde ahí se puede obtener valiosa información que te permitirá mejorar aspectos de las otras fases para que no haya una nueva renuncia o separación de algún colaborador con la empresa. Solicita un feedback por parte del colaborador, para que puedas tener una idea más clara de lo que sucede dentro de la empresa y cómo las jefaturas o personas a cargo están lidiando con diferentes temas.

Por otra parte, es importante dar unidad al equipo que se queda e incentivarlos a mantenerse juntos y darles esperanza de que existe una solución y que nada cambiará abruptamente. 

 

Todas esas fases componen el Ciclo de Vida del Empleado y nos entregan un gran acercamiento de cómo están funcionando las cosas en la empresa y son una fiel representación de la productividad y el crecimiento de la organización. Considera siempre la inversión que se está realizando en cada nuevo integrante para que se pueda retribuir en su trabajo y de frutos al negocio. 

 

 

 

( continuar leyendo )
Buk

Se ha demostrado que las nuevas generaciones valoran más la capacitación profesional que una empresa les puede brindar que un aumento de sueldo sin desarrollo o proyección en la empresa. Aquí te contamos por qué es importante capacitarse y los 5 beneficios que puede traer esta acción en la empresa y para los colaboradores. 

 

Según una encuesta que realizó Adecco Chile, capacitarse en el trabajo es el segundo beneficio más solicitado por los colaboradores en una empresa, con un 40%, le sigue a flexibilidad con un 43%. La capacitación laboral se hace cada vez más un espacio en el trabajo y en el desarrollo profesional de las personas. 

Se ha demostrado que las nuevas generaciones valoran más la capacitación profesional que una empresa les puede brindar que un aumento de sueldo sin desarrollo o proyección en la empresa. Aquí te contamos por qué es importante capacitarse y los 5 beneficios que puede traer esta acción en la empresa y para los colaboradores. 

 

5 beneficios de realizar capacitaciones laborales 

 

1. Es una inversión para la empresa

Lo primero es entender que todo estudio o capacitación que se realice, le suma mucho a la organización. Entregar este beneficio permitirá que los colaboradores se hagan más expertos en temáticas asociadas a sus puestos de trabajo, se profesionalizan las tareas administrativas y las visiones de los objetivos se toman de manera más amplia y técnica. Una empresa constituida por profesionales capacitados con las últimas tecnologías o conocimientos, solo hace que la organización tenga más valor y prestigio ante los otros negocios. 

 

2. Ayuda al desarrollo profesional

Las capacitaciones laborales son una oportunidad para mejorar las habilidades y técnicas de los colaboradores dentro de la empresa. Así como la tecnología va avanzando, los conocimientos en determinadas áreas se van profundizando y se requiere de tiempo y flexibilidad para poder estudiar y aplicar los nuevos aprendizajes. Capacitar a las personas dentro de una organización solo hace mejorar su desarrollo profesional, volverlos más expertos y tener mejores talentos en la empresa. Es una oportunidad que muchos valoran y que prefieren por sobre un aumento de sueldo, pues es una inversión que ellos también están haciendo en su vida profesional y les promete proyección. 

 

3. Generación de nuevos empleos

La tecnología transforma a las industrias y es así como vemos que en paralelo a su avance, las empresas deben ir al mismo paso y aplicar las nuevas tendencias en sus empresas para no quedarse atrás. Una de las grandes ayuda que ha brindado la tecnología es la capacidad de automatizar las tareas, generando trabajo más rápido y eficiente. Es aquí donde la empresa juega un rol importante capacitando a sus trabajadores, ya que muchos de los labores que ellos se realizaban se traspasarán a una máquina. Muchos creen que la máquina reemplazará a la máquina, pero no es del todo así, ya que se podrán crear muchos nuevos empleos que nacerán de la automatización de los procesos y se necesitarán profesionales que manejen la última tecnología y movimientos. 

 

4. Aumenta el compromiso y engagment por la empresa

El hecho de que una organización le de la oportunidad a sus colaboradores de capacitarse, solo genera más compromiso por parte de los trabajadores hacia la empresa. Aumenta su motivación en el trabajo, el engagment y la participación. Además promueve un mejor ambiente laboral, creando espacios recreativos e instancias para compartir los conocimientos entre los compañeros. Es una buena forma de retener a los talentos y evitar la rotación dentro de una organización. Mientras más felices se sientan as personas dentro de una empresa, será más difícil que busquen otras oportunidades, pues los colaboradores se proyectan y se sienten cómodos donde están. 

 

5. Puede ser una herramienta para generar o retener talentos

Hay varios tipos de capacitaciones que se pueden otorgar a los colaboradores, desde clases de Excel a diplomados en prestigiosas universidades. Estas pueden entregarse de manera gratuita, pero también se puede optar por una modalidad que permita a tus trabajadores comprometerse con la oportunidad que la organización les esta dando y le tomen peso al beneficio. Muchas empresas optan, por ejemplo, en financiar el 50% de un magister o diplomado con el fin de que la persona tome con seriedad la inversión que la empresa está generando en su desarrollo profesional, además de exigirle una cierta cantidad de meses o años en los que la persona deberá retribuir esos conocimientos y aplicarlos en el negocio. 

 

( continuar leyendo )
Buk
La cultura organizacional es una de las temáticas en que la empresa más se preocupa. Y es que la cultura dentro de una organización es la que la forma, le da su esencia y es la estructura en base a la cual se toman medidas, se comunica, se alcanzan objetivos y se motiva a las personas. 

La cultura organizacional es una de las temáticas en que la empresa más se preocupa. Y es que la cultura dentro de una organización es la que la forma, le da su esencia y es la estructura en base a la cual se toman medidas, se comunica, se alcanzan objetivos y se motiva a las personas. 

Según la encuesta "Powering a People First Culture", el 51% de los encuestados asegura que su principal motivación para seguir dentro de una empresa son sus compañeros de trabajo, más allá de su cargo o jerarquía. Esto quiere decir, que la cultura empresarial se considera cada vez más como un punto decisivo para ingresar o mantenerse dentro de una organización. 

Así de importante es y aquí te contamos todo lo que debes saber para comenzar a potenciarla dentro de tu empresa y entre cada una de tus colaboradores. 

 

¿Cuando surge una cultura organizacional exitosa?

¿Qué es una cultura organizacional?

Es la personalidad de la empresa, nace de los valores corporativos que establecen sus dueños. Son estos valores, los que se traducen en conductas y acciones que se van mostrando en la organización y va definiendo la cultura de empresa. Estas acciones van a depender de los líderes que moldearan las conductas todos los días y se le transmitirán al resto del equipo y colaboradores. 

 

Tipos de cultura organizacional

No existen tipos determinados de culturas, cada empresa tendrá una en particular y la relación que se forme entre los colaboradores será única.  Lo que sí podemos definir, son estilos de cultura empresarial que pueden derivar en tipos, pero no necesariamente hay uno u otro. No existe un estilo de cultura organizacional mejor que otro, este se adecuará según las necesidades de tu negocio y las personas que trabajen ahí, además del tipo de cultura que sus líderes quieran alcanzar. Una empresa de publicidad tendrá una cultura organizacional muy diferente a una de inversiones. 

 

Cultura basada en resultados

Este tipo de empresas tiene un enfoque principalmente en metas o números. Generalmente observan métricas y su comportamiento o las decisiones se toman en base a objetivos numéricos y metas alcanzables. Las empresas de retail, se basan mucho en los resultados para orientar sus metas y cumplir los objetivos. Todas las acciones que tomen, se basaran en eso.

 

Cultura basada en las personas

Son organizaciones que se enfocan en las habilidades y desarrollo profesional de las personas. Los Start Up, son organizaciones que ven en las personas sus potenciales e intentan desde ahí hacer crecer su negocio. La cultura organizacional esta más enfocada en el activo más importante: los colaboradores. Se preocupan de que las personas de la organización desarrollen sus principales cualidades y habilidades para así mejorar el compromiso de ellos hacia la empresa, el clima entre las áreas e instaurar una cultura organizacional enfocada en las personas. Estas organizaciones generalmente se pueden observar en aquellas generaciones más jóvenes, en especial aquellas que fueron creadas o se componen por muchos millennials. 

 

Cultura basada en jerarquía

Estas organizaciones se basan en rangos o puestos de trabajo. Las acciones o tomas de decisiones se aclaran en directorios, son tomadas por altos cargos o jefes de equipos. En ese tipo de empresas, la jerarquía es muy importante. Generalmente se puede observar este estilo de cultura en empresas públicas u organizaciones muy grandes, donde trabajen varias personas. Para compensar la jerarquía, hay que desarrollar otras habilidades que permitan equilibrar el sistema burocrático y la gestión de personas dentro de la organización. 

 

Cultura horizontal

Se refiere a aquellas empresas en que el jefe y las personas que componen su equipo tienen un trato de igual a igual, sin jerarquías. Se comprende y respeta que hayan líderes a cargos de proyectos, pero la comunicación sigue siendo igual de fluida entre todos. La cercanía es uno de los motores de este estilo de cultura organizacional, en donde uno puede relacionarse con el jefe de manera confiable, profesional y clara. Generalmente, este tipo de cultura pertenece a empresas chicas, organizaciones creadas por emprendedores. La mayoría de esas empresas se basa en generaciones jóvenes que poseen una mirada más horizontal en las empresas y priorizan a las personas antes que los puestos o rangos de trabajo. Por ejemplo, en una empresa con cultura organizacional horizontal una decisión puede involucrar a todas las personas que trabajan y considerarán las opiniones de los colaboradores para decidir sobre una acción u otra. 

 

Cultura generacional

Este tipo de cultura organizacional se basa en las generaciones de las personas que trabajan en la empresa, por ejemplo: una generación millennial provocará muchos más cambios en la empresa en comparación a una organización que predominen colaboradores entre 50 y 60 años. Esto no significa que una u otra sea más productiva, sino que la cultura será diferente y la forma en que se tomen decisiones o se comuniquen las personas dentro de la empresa variará. Una podrá ser más liberal y la otra más conservadora. 

 

¿Qué papel juega el clima laboral?

Para conseguir una cultura organizacional exitosa, según las necesidades y los valores de la empresa en la que uno está, es necesario evaluar el clima laboral. Es importante que todos los colaboradores estén involucrados para tener una buena cultura, pues es algo que los afecta a todos por igual. Las acciones diarias que los líderes hagan en sus equipos o transmitan a las personas con las que trabajan, tendrán un impacto inmediato en la cultura organizacional de la empresa. 

Hay que generar evaluaciones de clima durante el año para tomar el pulso de cómo van las cosas en la empresa y cómo se sienten los colaboradores. Esto ayuda a sensibilizar y que se genere una buena comunicación interna, una acción muy valorada por los trabajadores. La evaluación que se genere irá un poco de la mano con el estilo de cultura empresarial que exista, puedes optar por hacer una evaluación más dinámica o una encuesta anónima, eso dependerá del espíritu empresarial. Lo importante es analizar los resultados que se obtengan para realizar un plan de acción y potenciar buenas prácticas laborales y así cultivar la cultura organizacional. Medir el clima laboral te permitirá tener un pulso de cómo se está construyendo y mantiene la cultura empresarial. 

 

Y... ¿cómo llego al éxito?

No se puede llegar al éxito sin antes haber entendido cómo se compone y se construye una cultura organizacional. El secreto para llegar al éxito es saber alinear el objetivo de la empresa con la cultura que hay dentro de ella. Lograr equilibrar la visión, misión y valores de una organización con los objetivos y metas del negocio. Para tener una cultura empresarial exitosa es muy importante considerar la comunicación interna de una empresa. No importa quien tome la decisión, lo importante es incorporar a todos en el proceso y que las personas se sientan consideradas. Además se debe potenciar el trabajo en equipo y buscar a buenos líderes que permitan guiar a los colaboradores hacia los objetivos de la empresa. Sea cual sea la cultura que haya en la organización, ésta será exitosa mientras los objetivos se encuentren bien alineados y se equilibre el negocio con sus prácticas.  

 

( continuar leyendo )

¿Quieres saber más acerca de Buk?

Habla con uno de nuestros ejecutivos hoy para conocer más acerca de nuestro software de gestión integral de RRHH.

buk-screenshot