Gestión del Desempeño

El objetivo fundamental de la gestión del desempeño dentro de las organizaciones es incrementar la eficiencia de tu organización, mediante el conocimiento y aprovechamiento de todos los recursos que la componen, mejorando los rendimientos de tus colaboradores, orientándose en los objetivos generales.

  • Modelos de gestión desempeño corporativo
  • ¿Qué es y cuáles son sus beneficios?
  • Diferentes tipos de evaluaciones
  • ¿Cómo implementar la gestión del desempeño?
ebook15-gestiondesempeño-aplicar""
Portada ebook desempeño

Ebook Gratuito

Gestión del desempeño: la guía completa. Revisa los modelos y cómo influyen en el clima laboral de tu empresa.

Descarga aquí

Contenidos

Sección 1:

¿Qué es la gestión del desempeño y cuántos tipos hay?

Uno de los mayores desafíos que tienen hoy las empresas es entender la importancia de la gestión del desempeño de sus colaboradores ya que la medición de los objetivos estratégicos de la empresa, es solo una parte de la solución final. Se obtiene esta información para luego llevar a cabo una planificación eficiente que genere resultados.  

ebook15-gestiondesempeño-quees

¿Qué es la gestión del desempeño?

Todas las empresas tienen una serie de objetivos que cumplir y evidentemente, los colaboradores son parte fundamental de este proceso. 

La gestión del desempeño es un elemento clave para mejorar el rendimiento de tu organización ya que sus resultados tienen un impacto directo en el crecimiento personal de las personas, en generar un clima de desarrollo, alinear esfuerzos y más.

 

Aquí te explicamos qué significa para que puedas aplicarlo de la mejor manera en tu organización. 

La gestión del desempeño se define como el proceso continuo mediante el cual se mide el aporte de los colaboradores al logro de los objetivos de la organización. 

Contribuye por lo tanto, a potenciar el talento y a que el rendimiento de los equipos sea óptimo.  

 

¿Qué es el desempeño laboral?

El desempeño laboral se vincula con las tareas, actividades, comportamientos, experiencia, habilidades interpersonales y resultados  que alcanzan los colaboradores dentro de una organización. 

 

Esto se logra a través de evaluaciones de desempeño en el cual los resultados se miden en función de los estándares de las expectativas de los logros y objetivos de las empresas.

 

¿Cuándo se comenzó a usar la gestión del desempeño?

La gestión del desempeño se comenzó a utilizar a fines de los años 80 cuando las organizaciones se vieron en la necesidad de alinear las metas individuales y las de equipo con sus objetivos estratégicos de una manera más constante. 

 

Con los años se ha ido profesionalizando y modernizando a través de creación de metodologías que apuntan por un lado a desarrollar un instrumento con validez predictiva y objetividad y por otro, integrando esta evaluación con la estrategia de las empresas y los resultados esperados y también para desarrollar el talento y potencial de las personas.

 

¿Qué objetivos persigue?

El objetivo que persigue la gestión del desempeño es alinear esfuerzos individuales para lograr las metas de la organización.

Para esto, se deben fijar expectativas, medir comportamientos y resultados, hacer coaching, dar constante feedback, y monitorear los resultados. 

 

Por último, recuerda que este proceso es continuo y el seguimiento y comunicación son fundamentales para sacar la máxima productividad de tus equipos y que tu organización sea un lugar de trabajo más feliz. 

Evaluación en la gestión del desempeño

El proceso de evaluación de desempeño juega un papel muy importante, no solo entre un colaborador y supervisor, sino que también es uno de los temas más importantes del área de RRHH. Se utiliza como estrategia para conseguir que los colaboradores cumplan con sus objetivos y mejoren su productividad. 

 

Es el instrumento de gestión para analizar el rendimiento, movilización y reconocimiento laboral de un colaborador. Así mismo, fomenta el desarrollo de talento y habilidades, para aumentar la satisfacción de las personas en su lugar de trabajo.

 

Puedes entregar feedback continuo de diferentes maneras a tus colaboradores, acá te enseñamos diferentes tipos de evaluaciones que puedes aplicar en tu empresa:

 

¿Cuántos tipos de evaluaciones existen?

Un sistema de evaluación de desempeño te ayudará a definir y evaluar objetivos y competencias dentro de tu organización.

Hay varios tipos de evaluaciones que te ayudarán a medir el desempeño laboral, y que implican un análisis del colaborador y rendimiento de la empresa en su conjunto. Por eso, antes que todo es importante preguntarse ¿qué buscas evaluar? identificando qué tipo de evaluación es más conveniente en tu organización. Acá te contamos las siguientes:

 

a. Evaluación de la actuación del personal

En este tipo de evaluación se busca medir el rendimiento de los colaboradores de una empresa en un rango de tiempo definido.

Es una buena instancia para analizar las relaciones con el resto de las personas que componen la organización, como superiores, compañeros y clientes. Así, lograrás conocer los objetivos de las diferentes personas, alinearlos para construir una relación de confianza en tu empresa, en donde se promueve el diálogo entre diferentes niveles jerárquicos.

 

Este tipo de evaluación te servirá para identificar si existen problemáticas en el entorno laboral y cómo poder solucionarlas. 

 

b. Autoevaluación


¡Conocerse a sí mismo antes que mirar al resto! Esta capacidad de juzgarse a uno mismo es una muy buena práctica tanto para el desarrollo personal, como profesional.

Para ser autocríticos debemos saber que va de la mano con la honestidad. Para esto, podemos fomentar que la persona no necesariamente revele los resultados, pero sí se sienta apoyada por el resto del equipo para resolver situaciones críticas o mejoras pendientes.

 

Por lo tanto, una autoevaluación implica analizar y describir cómo fueron mis logros, cuándo y dónde se encuentra mi propio esfuerzo laboral con respecto al de los demás. Sirve también, para analizar si estoy alineado con los valores y metas de mi organización y que puedo hacer para superarme a mí mismo.

 

c. Evaluación 90 grados


Este tipo de evaluación descendente es el más común y sencillo. Es en el que nuestra jefatura evalúa la propia valorización de nuestro trabajo, fundamental para el desarrollo de las tareas que se nos han encargado y de las que somos responsables. Este feedback permite fomentar el desarrollo profesional y conocer desde otro punto de vista nuestras fortalezas y debilidades. 

 

d. Evaluación 180 grados


En esta evaluación de 180°, también intervienen nuestros compañeros como evaluadores de un colaborador.

Muchas veces nuestra jefatura solo puede conocer una parte de nuestro desempeño laboral, como el resultado final o cómo nos comportamos frente a él, pero las tareas diarias en las que se comparten responsabilidades, objetivos y desafíos las vemos reflejadas en nuestros propios pares. Por esto, es importante conocer también las opiniones de aquellos que nos pueden aportar gran valor en nuestra forma de trabajar, tanto en cosas positivas como en las que podemos mejorar y donde nos podemos entregar apoyo mutuo para sacar adelante las diferentes tareas.

 

e. Evaluación 360 grados


Esta es una visión completa profesional, por eso mismo se le llama evaluación 360°, se busca una visión integral de todas las personas que interactúan con la persona evaluada: Jefatura, Compañeros, Subordinados, Clientes y/o Proveedores.

 

Evaluar el desempeño profesional de una persona puede ser muy subjetivo si lo analizas desde una sola cara, pero cuantas más muestras tengas, más objetivo será el resultado final. Por esto, la idea de esta evaluación es obtener una perspectiva de la actuación de la persona lo más completa posible. Así mismo, la persona evaluada recibe una mirada global, que le permite tener una oportunidad de mejora en todas las áreas.

 

En el caso de los clientes y proveedores podemos evaluar su satisfacción con la persona y con la empresa en conjunto.

Gestión del desempeño individual: cómo enfrentar una autoevaluación

Existen varios tipos de evaluaciones para entregar feedback a un colaborador. Este proceso es una buena instancia de análisis, para fomentar el desarrollo profesional e ir destacando talentos y habilidades en las personas.

 

Así mismo, la satisfacción de la persona en su lugar de trabajo aumenta, dado que recibe la confianza por parte de su equipo, al ver como se destacan sus logros y recibe apoyo cuando se encuentran oportunidades de mejoras.

 

Hablaremos de un tipo de evaluación específica, esta requiere de mayor honestidad: la autoevaluación. Debemos partir por conocernos a nosotros mismos. Ser capaces de observar objetivamente nuestras fortalezas y debilidades, esto es lo que nos ayuda a superarnos y ser mejores personas, tanto personal como profesionalmente. Pero, ¿cómo se realiza una autocrítica?, ¿qué debemos considerar? ¡Acá te lo contamos!:

 

Prepárate para la autoevaluación

¡Juzgarse a uno mismo, no es tarea fácil! pero, esto no quiere decir que debemos revelar nuestros resultados negativos, ni mucho menos. Si no, que una autoevaluación consiste en varias etapas, en las que tomamos nuestras fortalezas para potenciarlas al máximo y somos conscientes de nuestras debilidades, para que nuestro equipo nos pueda apoyar en resolver situaciones críticas o mejoras pendientes. 

 

a. Identifica tus fortalezas y debilidades

Sé realista y honesto contigo mismo. Ser capaz de extraernos, analizar de manera objetiva y desde una mirada externa la forma en la que trabajamos en equipo y cómo nos comportamos con el resto, es una cualidad muy valorada desde una mirada ética y entrega muchos aprendizajes. 

 

b. Cómo muestras tus fortalezas en el trabajo


 Una vez analizadas tus fortalezas, ¡anótalas! Ahora puedes utilizarlas a favor de todo el equipo, apoya al resto y así, todos progresan en conjunto.

 

c. Potencia diariamente tus fortalezas

Organízate, motívate día a día y nunca te desanimes. Estas fortalezas pueden ser un gran aporte para ti y para tu equipo, tienes mucho potencial que entregar y puedes seguir esforzándote para llegar cada vez más lejos. 



d. Entiende tus puntos débiles 

Adopta una actitud positiva ante los fallos. Es por esto que la autoevaluación requiere honestidad, a veces nos cuesta asumir nuestras debilidades o nos frustramos, pero todos siempre tenemos algo que podemos mejorar. 

 

e. Usa tus debilidades a tu favor

¡Tómalo como un aprendizaje y desafíate! Apóyate en tu equipo, ábrete al diálogo, a preguntar y aprender para lograr nuevas metas.

"Para aprender hay que caer, para ganar hay que perder". 

 

e. Establece tus objetivos

¡Levántate y establece tus nuevos desafíos! Autoevaluarse favorece tu desarrollo personal, motivándote en tus tareas; involucra tus sentimientos, cuando empiezas a valorarte y una vez que vayas cumpliendo tus objetivos notarás el orgullo personal de lo que has logrado. Observa este proceso como algo educativo que entrega buenos resultados.

 

Anímate, ¡elabora tu propia autoevaluación!

Descubre los Modelos de gestión del desempeño

En este mundo la tecnología y digitalización permiten avanzar con mayor rapidez y agilizar los procesos en las empresas, mejorando el desempeño de los colaboradores y por lo tanto los resultados.

 

La gestión del desempeño es un elemento clave no solo para mejorar el rendimiento de tu organización, sino que además tener una percepción constante sobre el aporte de los colaboradores y cómo poder mejorar.

 

Aquí te explicamos qué diferencia hay entre el modelo tradicional y el digital y lo que todo modelo debe tener.

 

Gestión del desempeño tradicional

A diferencia del modelo digital, los modelos tradicionales ponen más énfasis en el cumplimiento del proceso de evaluación de desempeño como un “hito” más que en la mejora continua de los indicadores a través de este mismo.

 

Cada vez es más común revisar periódicamente el desempeño de los trabajadores. Esto permite a las empresas lograr sus objetivos a través de una revisión más frecuente de las responsabilidades.

 

Esto se debe principalmente a la transformación digital que conlleva estos procesos.

 

Gestión del desempeño digital

En la era digital los nuevos modelos de gestión son procesos continuos que tienen como consecuencia, el alineamiento de desempeño, donde se ve una mejora de productividad y crecimiento que potencia el negocio durante todo el transcurso del año.

 

El gran beneficio de este tipo de gestión es que al realizar procesos con mayor frecuencia, se favorece una cultura empresarial de alto rendimiento y de feedback constructivo.

 

Lo que todo modelo debe llevar

a. Sincronización de objetivos

La sincronización de los objetivos dentro de las diferentes áreas de una empresa trae beneficios tales como la integración de procesos y un mismo propósito.

Puedes verificar que existe sincronización de objetivos cuando las personas de todas las áreas contribuyen para el logro de los objetivos de la organización. 

 

b. Fomenta el alto desempeño

Para fomentar un alto desempeño es necesario fijar expectativas, hacer constante coaching, y siempre dar feedback; reconociendo y recompensando resultados. 

La clave, es que como líder, inspires a tus colaboradores a dar lo mejor de sí mismos. 

 

Recuerda, no hay un modelo tipo para cada organización. Esto varía según los objetivos de cada empresa. Sin embargo, el factor común es que las personas son el activo más importante y por tanto debes crear un modelo que sustente esto como base, para alcanzar tus metas y objetivos.

Gestión del desempeño corporativo

¿Te has puesto a pensar lo importante que es para los colaboradores tener una buena retroalimentación en su trabajo para estar más motivados y ser más eficientes en sus tareas? La Gestión del Desempeño Corporativo es una herramienta que busca la integración de la estrategia y objetivos con la operación de la empresa. 

 

Esta le permite a las organizaciones definir bien qué es lo que harán y a su vez cómo, para luego controlar su desempeño y rentabilidad. De esta forma los líderes de los equipos podrán tener una mirada más amplia de lo que está sucediendo en su cadena de valor y saber si están desarrollando sus tareas de manera correcta y exitosa. 

 

Sus principales funciones son seguir y medir el cumplimiento de estos objetivos en pequeñas, medianas y grandes empresas, sin importar el rubro o industria a la que pertenezcan. En esta nota analizamos el proceso completo, explicando cada una de las etapas de la gestión del desempeño.

 

Ciclos de la gestión del desempeño

La Gestión del Desempeño permite que las organizaciones cumplan objetivos y den los resultados esperados, ya que ordena todos los procesos. Además, facilita la comunicación de la estrategia hacia los demás y hace comprensible ciertas situaciones que ocurren dentro de la empresa. 

 

El objetivo es mejorar el aporte profesional y personal de cada uno, así como el de los grupos de trabajo, mediante la evaluación de competencias, retroalimentación y definición de objetivos. Así es posible identificar potenciales necesidades de capacitación y planes de desarrollo, al mismo tiempo que se genera confianza en las tareas, porque han sido validadas y están alineadas con los objetivos estratégicos.

a. Planifica

La primera etapa del proceso en la que deberás definir los parámetros y objetivos en los cuales estará basada tu estrategia. Es así como establecer un compromiso personal con el evaluado para alcanzar un resultado concreto en el tiempo definido. 

 

Esta etapa permite a los colaboradores ver claramente en qué deben concentrarse para obtener un mejor rendimiento en sus tareas y lograr el éxito de las cosas que se propone la empresa, en el tiempo que han fijado en conjunto, con la persona a cargo de la evaluación. 

 

Lo importante de poder planificar los objetivos es la situación de comunicación que experimentará el evaluador y evaluado, ya que se pone en conocimiento lo que deberán cumplir en el periodo definido. Trazar correctamente los objetivos de la organización te permitirá evaluar de mejor manera el desempeño, definir que tan en línea va con lo propuesto desde un principio y qué mejoras se pueden realizar para una mejor rentabilidad y desempeño, tanto en el mediano como en el largo plazo.

b. Implementa


En la etapa de implementación se analizan tanto las actividades realizadas por el evaluado como la progresión de los resultados obtenidos, con el objetivo de reforzar aquellas acciones que sean correctas y de corregir las acciones inadecuadas.

 

Consiste en la supervisión hacia el trabajador que tiene lugar durante el transcurso del periodo y que se realiza de manera constante y periódica. Cuando las políticas de gestión del desempeño se enfocan de verdad en esta etapa, se entiende el proceso como un ejercicio continuo que sucede durante el año, en la labor cotidiana de supervisión y como rol fundamental del líder de equipo. 

 

Durante esta etapa el evaluador tiene ocasión de hacer análisis de desviaciones y controlar el progreso en la consecución de los objetivos. Una herramienta fundamental dentro del proceso de implementación es el Feedback, entendiendolas  como las conversaciones que se pueden llevar a cabo entre el evaluado (colaborador) y su evaluador (responsable) con un doble objetivo: por un lado, mejorar los resultados de la persona y del equipo y por otro, mejorar su desarrollo profesional, lo que permite traer buenos resultados a la empresa. 

c. Revisa

En este caso la evaluación del desempeño no es más que el resumen o la formalización de lo que ya se sabe y que se ha venido trabajando durante todas estas etapas.

 

Debe ser un proceso continuo. Incluso las revisiones intermedias pueden dar lugar a modificar algún objetivo debido a sucesos que han ocurrido dentro o fuera de la compañía que hacen que lo requiera. Un colaborador puede enojarse cuando le dices que ha fallado en la consecución de un objetivo, o que ha quedado muy por debajo de las expectativas respecto a un factor de desempeño al final del año, cuando no ha tenido la cantidad suficiente de ocasiones para aclararlas y tomar las medidas para corregir a tiempo.

Es necesario asignar un tiempo específico para las entrevistas de evaluación formales, con el fin de asegurarse que cada colaborador conoce cómo está realizando su trabajo con relación a las expectativas de desempeño previamente establecidas.

 

De la misma manera en que revisas el desempeño de tus colaboradores, deberás verificar que ese desempeño va en línea con los objetivos estratégicos de tu empresa y si están generando los resultados que buscaste cuando los implementaste al inicio del ciclo de la gestión del desempeño.

 

Botón descarga ebook gestión del desempeño

 

Sección 2:

¿Cuál es la importancia de la gestión del desempeño?

Gestionar el desempeño es fundamental para tu organización, para generar en todo momento y en toda etapa del ciclo de vida de tus colaboradores un ambiente laboral que incentive a las mejoras, y que motive a los colaboradores a ser más productivos. Si quieres que esta sea exitosa, ten en cuenta que la comunicación y el seguimiento, ¡son claves!

Imagen sobre hombre revisando el trabajo de otro

Descubre la importancia de la gestión del desempeño

Las empresas se han preocupado de llevar a cabo estrategias para motivar a sus colaboradores, para estar en constante búsqueda de su productividad expresados en un crecimiento de la organización, pero siempre enfocados en crear un buen ambiente laboral para ellos. 

 

Comúnmente en el área de la gestión de personas se han preocupado por evaluar únicamente el desempeño y no gestionarlo. Pero esta forma de llevar a cabo estos procesos cambió. Hoy es fundamental poder diseñar un modelo que permita gestionar el desempeño de los colaboradores adecuadamente, que logre beneficios tanto para ellos como para la empresa, basándose siempre en un planteamiento, objetivos, acompañamiento, medición, “feedback” y plan de mejora. 

 

Todo proceso enfocado en esto debe iniciar una planificación para definir qué es lo que se evaluará, teniendo en cuenta los aspectos clave de la estrategia y las competencias y capacidades que influyen en la productividad tanto individual como colectivo. Asimismo, es importante establecer aquellos elementos que permitan entender cómo se llevará a cabo este proceso, como por ejemplo, el cómo, dónde, cuándo, los responsables, sus tareas respectivas y el por qué.  

 

Este último elemento, en el cual están las razones de los beneficios de llevar a cabo procesos de desempeño, permite entregarle valor al proceso y que sea percibido por los integrantes de la empresa como un esfuerzo por parte de esta, de generar un mejor clima organizacional. 

 

Al ser un proceso relacionado con la labor es importante medir el desempeño y con ello permitirá conocer el estado tanto de la persona, como del área y de la organización respecto a su desempeño para que así sean capaces de tomar decisiones enfocadas a mejorar en todos los aspectos dentro de la empresa, especialmente los que tienen foco 100% en las personas. 

 

En esta parte del proceso los encargados deben implementar lo establecido al momento de planificar, lo que ayudará a hacer más eficientes los procesos, aprovechando el tiempo y recursos. Se define quienes serán parte de la medición del desempeño. En este paso se deben generar resultados tanto cuantitativos como cualitativos de acuerdo con la

metodología definida. 

 

Al conocer los resultados de desempeño individual, por área es importante considerar la retroalimentación o “feedback” de la medición llevada a cabo anteriormente. En esa instancia podrás destacar fortalezas y debilidades que permitan crear un ambiente de mejora continua. Es importante que se destaquen en la medición tengan su reconocimiento respectivo y ahí se conecten con las políticas de aumentos e incentivos con los que se cuente.

 

Estas son algunas de las razones que te permitirán entender por qué es importante la gestión del desempeño. Es fundamental no solamente evaluar a los colaboradores de la empresa, sino que también gestionar esa evaluación de desempeño, para poder generar en todo momento y en toda etapa un ambiente que invite a mejorar y que a su vez, motive a los colaboradores a ser más productivos. ¡No te quedes sólo en evaluar!

Cuál es el valor que genera la gestión del desempeño de tus colaboradores

Los colaboradores son parte fundamental de las empresas, ya que son quienes ejecutan los procesos necesarios para alcanzar los objetivos planteados. De ahí la importancia de realizar una eficaz gestión de desempeño, entendiendo como tal las acciones que se llevan a cabo para que todos los trabajadores estén alineados en un propósito común: mejorar la productividad.

Ahora bien, ¿sabes qué elementos necesitas para que la gestión del desempeño de tu empresa sea exitosa? Los principales son:

  • Una estrategia bien planificada, con sus respectivas herramientas y acciones.
  • La persona que ocupa un determinado cargo debe conocer las exigencias del mismo, las pautas de desempeño y los instrumentos para su evaluación.
  • Los colaboradores deben estar suficientemente preparados para el ejercicio de las tareas y, en caso de no estarlo, la empresa le ofrecerá la oportunidad de capacitarse y adquirir las competencias que requiera.
  • Es imprescindible evaluar de manera periódica a los colaboradores, los resultados de esta valoración deben ser informados oportunamente para que haya un progreso de las funciones desempeñadas.
  • La evaluación de desempeño debe servir para recompensar a los colaboradores mediante una política laboral transparente y objetiva.

Beneficios para la empresa 

La comunicación y el seguimiento produce un valor agregado a la gestión del desempeño, el cual se traduce en beneficios para la propia empresa, los supervisores y los colaboradores. Entre las ventajas que aporta a la organización destacan: 

  • Se establecen de manera clara las responsabilidades, mejorando los procesos.
  • El desempeño organizacional es de mayor calidad.
  • Es posible incrementar los niveles de lealtad y, por ende, de retención de los trabajadores.
  • Mejora la productividad.

 Beneficios para las jefaturas

Los gerentes y supervisores son los encargados de rendir cuenta de las debilidades y fortalezas existentes durante el cumplimiento de una determinada tarea dentro de una empresa. En ese sentido, una buena gestión del desempeño les permite:

  • Ahorrar tiempo mediante la planificación e implementación de estrategias efectivas.
  • Reducir conflictos con los colaboradores porque estos conocen previamente cuáles son sus funciones y los estándares para su evaluación.
  • Fortalecer los equipos de trabajo, con el fin de sustentar las estrategias de mediano y largo plazo.

 

Beneficios para los colaboradores

Entre los aportes positivos que la gestión de desempeño tiene para los colaboradores resaltan los siguientes:

    • Pueden aclarar las expectativas que tengan con respecto al cargo que ocupan o cualquier otro que pudieran tener en el futuro.
    • Promueve la autorreflexión sobre sus responsabilidades.
    • Mejoran el rendimiento de su trabajo y ofrece la oportunidad de crecer dentro de la organización.
    • Se siente valorado y satisfecho con el trabajo realizado.
    • Se proyecta mejor profesionalmente.
    • Conduce a la optimización de sus habilidades, destrezas y conocimientos.
    • Demuestra mayor sentido de pertenencia.

Botón de descarga ebook gestión del desempeño

 

Sección 3:

¿Cómo aplicar la gestión del desempeño?

Existen ciertas claves tanto para implementar los procesos de gestión del desempeño, como para usarlos de manera correcta y sacarles provecho. Si estás pensando en redefinir los modelos pesados de gestión de desempeño, rígidos, con muchas etapas y difíciles de implementar, esta es tu oportunidad.

ebook15-gestiondesempeño-aplicar

¿Cómo implementar la gestión del desempeño?

Una cultura empresarial sólida es una ventaja competitiva, pero construir una que influya positivamente en el rendimiento de tus colaboradores y en el compromiso de tus clientes requiere que te involucres de forma activa. La cultura empresarial solo mejora el rendimiento de la empresa cuando las personas la entienden y saben cómo practicarla, y por eso aquí verás cómo implementar la gestión de desempeño de forma eficiente.

La gestión del desempeño es un proceso de comunicación continua entre supervisores y colaboradores que sirve para apoyar la consecución de los objetivos estratégicos de la organización. Todo, gracias a las mejoras que pueden realizarse tanto a nivel individual como de equipos.

El proceso de comunicación en la gestión de desempeño incluye la aclaración de las expectativas, el establecimiento de objetivos, la identificación de metas, la aportación de comentarios y la revisión de los resultados.

Pero ¿cómo implementar una correcta gestión del desempeño? A grandes rasgos, siguiendo estos pasos:

 

Crea herramientas de evaluación

Si quieres que tus trabajadores cumplan con sus funciones con el máximo rendimiento, primero necesitas saber qué tan bien lo están haciendo. Si no los evalúas de manera eficiente, ¿cómo lo sabrás entonces?

Por lo tanto, debes ser capaz de evaluar el desempeño de cada uno de ellos. Aunque hay varias maneras de hacerlo, estas son algunas de las herramientas más populares:

  • Test de productividad. Este tipo de pruebas son ideales para determinar si los trabajadores están cumpliendo con tus expectativas, aunque suelen ser habituales en fábricas e instalaciones de producción donde el trabajo puede medirse en términos cuantificables.
  • Feedback de 360 grados. Se trata de un mecanismo de retroalimentación que permite evaluar el rendimiento de un colaborador a través de la opinión de quienes le rodean. Desde luego, esto implica una planificación detallada del proceso y contar con habilidades blandas que faciliten la comunicación.
  • Gestión por objetivos. Consiste en definir objetivos específicos y establecer la forma de alcanzarlos. Esta es una herramienta que permite implementar una cultura que facilite la gestión de desempeño, ya que cada trabajador tendrá conciencia de cuándo y cómo alcanzará sus logros.

 

Crea herramientas de medición

Por supuesto, de nada sirve establecer o crear mecanismos de evaluación si no tienes herramientas que permitan medir el desempeño. Por ejemplo, los indicadores claves de rendimiento (KPI) y las métricas te proporcionan una forma de medir el rendimiento en tu organización, incluyendo el de tus colaboradores en relación con sus metas y objetivos estratégicos.

Como las herramientas de evaluación y medición están estrechamente relacionadas, es muy importante que te preguntes -antes de definir los KPI- cómo ayudarán a tu organización a alcanzar los objetivos, qué problemas resolverán o qué decisiones impulsarán. Los KPI bien diseñados te ofrecerán una imagen clara de los niveles actuales de rendimiento de tu organización a nivel macro e individual.

Ahora bien, ¿cómo consigues integrar las herramientas de medición con las de evaluación de una manera simple y sencilla? En estos tiempos, donde la digitalización está pisando cada vez más fuerte, un software diseñado para la gestión del desempeño te brindará todas estas posibilidades. 

Botón de descarga ebook gestión del desempeño

 

Sección 4:

¿Cómo lograr una gestión del desempeño exitosa?

El desempeño laboral de cada colaborador influye tanto de manera cualitativa como cuantitativa dentro de tu organización. ¿Aún no te has dado cuenta pero quieres lograrlo? Si bien depende en su mayoría de las acciones que realicen, estas se pueden elevar en gran medida y verse reflejadas en el rendimiento.

Persona mostrando ranking de colaboradores exitosos

7 claves para una gestión del desempeño exitosa

La gestión de desempeño es un proceso empresarial que garantiza la coordinación de los esfuerzos individuales y colectivos para alcanzar los objetivos de la organización. Pero, más que un proceso, también es una forma de cultura organizacional que canaliza los valores, el enfoque y el compromiso de los trabajadores.

Aunque existen diversos modelos de gestión del desempeño -los cuales varían de acuerdo al tipo de organización en que se quiera implementar-, hay una serie de claves que te permitirán obtener una gestión exitosa:

 

1. Descripción exacta y concisa del puesto de trabajo

La descripción del puesto debe reflejar con exactitud las obligaciones y responsabilidades que conlleva. Cuando está bien redactada, produce una imagen realista de un puesto de trabajo y define realmente qué hace la persona que desempeña dicha función.

Por otro lado, sienta las bases para la contratación, el desarrollo y la retención del talento, además de aclarar las responsabilidades, los resultados esperados y la evaluación del rendimiento, algo muy importante para la gestión de desempeño.

 

2. Onboarding en todas las áreas de la empresa

El onboarding garantiza que los recién llegados se sientan bienvenidos y cómodos en su nuevo entorno al proporcionar las habilidades, los conocimientos y los recursos necesarios para comenzar su relación con tu empresa de forma positiva y productiva.

De esta forma consigues romper el hielo y facilitar la creación de relaciones entre los nuevos colaboradores y sus colegas. Cuanto antes se sientan cómodos, más rápido se sentirán confiados y listos para dedicarse 100% a su trabajo.

 

3. Definición de objetivos esperados

Es vital que definas objetivos específicos como parte de tu plan de negocio, ya que te ayuda a impulsar el negocio hacia el éxito continuo, además de servir como punto de referencia en los momentos de dificultad. Los objetivos son los resultados que quieres alcanzar como organización.

 

4. Capacitación constante

Un programa de formación continua ayuda a tus trabajadores a perfeccionar sus conocimientos y habilidades, además de proporcionarles una imagen clara de sus fortalezas y debilidades. 

Desde el punto de vista organizacional, también minimiza los puntos débiles y ahorra tiempo y dinero al evitar la repetición de errores.

 

5. Posibilidad de desarrollo

El desarrollo es un proceso que permite a los colaboradores de tu empresa crecer profesionalmente dentro de la organización. Esto, desde luego, potencia el sentido de pertenencia, ya que la posibilidad de enfrentar nuevos desafíos es una gran motivación.

 

6. Feedback continuo

Para que la gestión del desempeño sea efectiva necesitas de un mecanismo en el que los colaboradores sean conscientes de las cosas que hacen bien, pero que también sepan identificar aquellas en las que necesitan mejorar.

Por tanto, el feedback continuo es un mecanismo en el que un trabajador recibe una valoración continua sobre su trabajo, y se le orienta de forma sistemática discutiendo abiertamente sobre sus puntos fuertes y débiles.

 

7. Evaluación de desempeño

La evaluación del rendimiento es un procedimiento que permite medir el trabajo de un miembro del equipo en función de sus responsabilidades. La idea es calcular el valor total que un colaborador aporta a los ingresos de la empresa. 

Al calificarlos anualmente, puedes ascenderlos adecuadamente u ofrecerles bonificaciones que, a su vez, eleven la moral e incentiven a los trabajadores.

Promueve el talento a través de la gestión del desempeño

Las empresas marcan sus objetivos para un periodo definido a corto, medio y largo plazo. Por lo tanto, la gestión de desempeño cumple un papel fundamental, porque supone desarrollar una estrategia para lograr que dichas metas se cumplan. Aquí, el equipo humano y su productividad son un elemento clave para alcanzar las metas propuestas.

Una buena gestión del desempeño es clave para potenciar al máximo el talento de los trabajadores de tu empresa, además de ser determinante para agilizar los flujos de trabajo. En ese sentido, es importante considerar algunos aspectos: 

 

 Haz seguimiento

Para que una gestión del desempeño sea exitosa se debe hacer un seguimiento de las tareas que desarrolla el equipo de trabajo. Esto implica reunirse y mantener una buena comunicación para que los proyectos salgan adelante. Los trabajadores deben sentirse cómodos y estar implicados en cada una de las acciones que se desarrollen.

Por dicho motivo, será necesario invitarles a que hagan todas las preguntas que sean necesarias y reflexionen sobre el trabajo que se está realizando. La idea no solo es mejorar su rendimiento, sino también potenciar el talento de cada uno para conseguir potenciar sus aptitudes.

 

Incentiva

Más allá de que sea parte de las obligaciones de cada trabajador cumplir con determinadas labores, incentivarlos a dar lo mejor de sí es indispensable. Se trata de destacar los buenos resultados, con beneficios tanto para la empresa como para los trabajadores.

Por eso, muchas compañías suelen plantearse un plan de incentivos laborales como la flexibilidad laboral, bonos por metas o la posibilidad de tomar programas formativos, entre otras opciones.  Este tipo de recompensas aumentará la productividad y fomentará un ambiente de trabajo mucho más competitivo.

 

Escucha a tus colaboradores

La comunicación en el entorno laboral es un pilar fundamental para lograr mejores resultados. En este sentido, la escucha activa es determinante para una correcta gestión del desempeño, porque hace referencia a la capacidad de comprender el mensaje que los colaboradores transmiten.  

Al escuchar y entender a los trabajadores de tu empresa podrás implementar estrategias orientadas a promover el bienestar y la satisfacción laboral, aumentando el compromiso y, por ende, los niveles de productividad.

 

Da un feedback correcto

En la gestión del desempeño, el feedback es fundamental tanto si los resultados son positivos como negativos. Es conveniente mantener una comunicación fluida e interactiva con los trabajadores de tu empresa con el fin de mejorar la estrategia o ciertos aspectos que favorecen la dinámica laboral. 

Por lo tanto, el feedback también tiene un papel destacado en el proceso de comunicación, ya que un mensaje sin respuesta o una información sin confirmación pueden dar lugar a equívocos y confusiones.

 

¿Conoces Buk?

Las empresas necesitan rodearse de un equipo de trabajo eficiente y productivo para cumplir con sus objetivos, pero también precisan de herramientas que les permitan optimizar sus cargas de trabajo y recursos humanos de manera eficiente. 

Buk es un software integral de Recursos Humanos que facilita la gestión de desempeño gracias a diversos módulos, potenciando el crecimiento de manera escalable.

Esta herramienta es muy útil porque atiende las necesidades de los colaboradores y potencia el talento en la empresa. De esta manera, no solo podrás optimizar la gestión del desempeño, sino también áreas como remuneraciones, capacitaciones, asistencia, etc.

Si lo que estás buscando es lograr crear lugares de trabajo más felices y que tus colaboradores se sientan bien dentro de tu organización, no debes dejar de gestionar el desempeño, tanto en evaluaciones, como en definición de los objetivos estratégicos. Si es necesario, ¡apóyate de tecnología que te permita lograrlo! 

Botón de descarga ebook gestión del desempeño