Agenda una Llamada

y cuéntanos de tus necesidades y la de tus colaboradores.

“No hay inclusión a menos que haya un cambio cultural”, Andrea Zondek

<span id=hs_cos_wrapper_name class=hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text style= data-hs-cos-general-type=meta_field data-hs-cos-type=text “No hay inclusión a menos que haya un cambio cultural”, Andrea Zondek

Autor:

Buk

Andrea Zondek: Entrevista del mes sobre Inclusión laboral.

Existen 2 leyes que apoyan la inclusión laboral en las empresas, pero no solo esperamos cumplir con la Ley. ¿Realizamos este proceso de manera correcta? ¡Comienza con un cambio cultural en tu organización! En esta entrevista, Andrea Sondek, nos da su visión como experta en el tema.

Durante el mes de Junio, en Buk, vivimos el mes de la diversidad e inclusión, contamos con varias actividades donde todos los bukers pueden participar. Pero, para adentrarnos de manera profesional en el tema, quisimos informarnos, por eso fuimos en búsqueda de una experta. Conversamos con Andrea Zondek, Presidenta y fundadora de Fundación Tacal. Andrea es terapeuta ocupacional, con Máster en Inclusión de personas con discapacidad de la Universidad de Salamanca en España. 

Hoy existen 2 Leyes en Chile para las empresas, que apoyan la inclusión laboral para personas con discapacidades en las organizaciones. ¿Por qué hablamos de apoyar? No queremos únicamente cumplir con la Ley, se nos vienen varias preguntas a la cabeza y la más importante es: ¿cómo podemos realmente dar oportunidades a personas discapacitadas? ¡Cambiemos nuestras costumbres! Aprende como realizar este proceso correctamente y resuelve todas tus dudas en esta entrevista: 

 

“Matemos los prejuicios, es la mayor barrera que tiene una persona con discapacidad para encontrar un trabajo”. 

 

¿De donde nació la idea de crear una fundación para la inclusión laboral? Cuéntanos un poco la historia:

 

“En esos tiempos había recién ingresado a trabajar a un hospital público y me bajó una inquietud, quería saber que pasaba en las casas, con todos esos pacientes que estaban de alta y rehabilitados. ¡Me encontré con una sorpresa! tristemente el 100% estaba con depresión sin ningún futuro, ni camino por delante. Eran personas que habían tenido algún tema traumático y se habían amputado algún miembro, se había rehabilitado a la persona, entrado a temas quirúrgicos, realizado las prótesis, pero ¿para qué? si la persona no era capaz de usarlo. Ahí me entró el bichito y dije: “yo no estudié terapia ocupacional para esto”, llegué muy frustrada y renuncié. Comencé un nuevo proyecto “Fundación Tacal” el año 1985 cuando nadie hablaba que las personas con discapacidad podrían formarse para el trabajo y después incluirse. 

Además, era un pésimo momento para el país, había más de un 30% de cesantía al momento y yo hablaba de formar e incluir. Pero así comenzamos, con 5 jóvenes, llenos de ganas, sueños y convenciendo a distintas estructuras que esto era necesario y posible”. 



¿Qué desafíos tiene la fundación frente a las empresas y cuál es el fin de esta?

 

“No basta una Ley para que se produzca un cambio cultural y no hay inclusión a menos que haya un cambio cultural. Nosotros hacemos procesos de inclusión con las empresas, pero  primero siempre trabajamos el cambio cultural en la empresa, porque así la persona realmente se incorpora donde se valora la diversidad, y la persona no llega a un cupo, sino llega a desempeñar un cargo que es útil al desarrollo de la empresa. Muy distinto a crear un cargo en fotocopiadora, por ejemplo, que se hace mucho, pero eso ¡yo no lo acepto! Hoy en día nadie necesita a personas con ese rol, contamos con tecnología y autonomía, eso se necesitaba antiguamente. Por lo tanto, crear cargos para personas con discapacidad para cumplir con la ley, es una empresa que no ha hecho el cambio cultural y por lo tanto, nunca va a desarrollar la inclusión real. Lo que buscamos nosotros, por la persona, es que sea parte real de la empresa, que no se vea su discapacidad, sino se vea a Juan, a María, a Diego, a la persona. Cuando tu logras eso, la empresa se ha transformado en inclusiva, no antes.

Yo no quiero que nadie le tenga pena a la persona con discapacidad, yo quiero que lo miren y lo evalúen desde sus competencias y lo valoren como persona”.



¿En qué consiste la Ley de Inclusión Laboral 21.015 que habla del 1%?

 

“Esta Ley promulgada el año 2019, obliga a toda empresa con más de 100 o más colaboradores a contratar el 1 % de personas con discapacidad. No hay otra forma de crear un cambio cultural que no sea a través de que vivas la experiencia y no se logra si no se hace obligatoriamente, ya que el cambio no se hace de forma espontánea. Esta Ley viene a apoyar ese cambio cultural, para que este tema sea cada vez más natural y por eso es súper relevante la promulgación de esta Ley. 

La Ley lo primero que busca es la contratación, pero si no contrato el 1%, tengo dos medidas alternativas para cumplir con la Ley: 

  • Si mi empresa cuenta con otra organización que realiza algún servicio de “outsourcing” para mi empresa y tiene personas con discapacidad contratadas para los servicios de mi empresa, yo puedo subir ese contrato como si fuese mio a la Dirección del Trabajo y cuenta como una persona más contratada por mi.  
  • Existe un pago de dos sueldos mínimos por persona, por mes, que yo no tenga contratada, a fundaciones con proyectos de inclusión laboral aprobados en el Ministerio de Desarrollo Social”.

 

¿ En qué consiste la Ley 21.275?

 

“Esta nueva Ley nace siendo aprobada el año 2021. Nos indica que estas mismas empresas que tienen que cumplir con la Ley 21.015, deben de contratar a un gestor laboral en el área de RRHH y que este debe de estar certificado por “Chile Valora” antes del 1 de noviembre del 2022. Estas 2 leyes se complementan porque vienen a potenciar y apoyar a empresas en regiones.

Esta Ley es súper interesante porque primero que todo, obliga a este gestor a tener una red: saber donde están los asesores, quien lo hace, quienes son los mejores, quien tiene dificultades. Me permite conocer qué es lo que hay para poder gestar dentro de mi empresa, las cosas de que además me obliga esta Ley, como:

  • Incluir personas con discapacidad.
  • Hacer diagnóstico de discapacidad.
  • Hacer una política dinámica de discapacidad para mi empresa, que debe de tener KPI, los cuales debo rendir todos los eneros en la DT, demostrando cómo he cumplido con mi política y cuáles son los nuevos desafíos para el año entrante”.



¿Qué función tiene la fundación con respecto a estas leyes y como lo hace?

 

“En Fundación Tacal, apoyamos a las empresas en el cumplimiento de las leyes. Primero en la Ley 21.015 tenemos como fundación una oficina de intermediación laboral, formamos a las personas para el trabajo para luego buscarles el cargo adecuado. Trabajamos por ejemplo, con franquicia tributaria de las empresas, para formar en oficios que ellos requieren.

Buscamos que cada persona que ingresa a la fundación Tacal, mejore su calidad de vida, ojalá a través del trabajo, pero si no, al menos que vaya generando los hábitos que requiere para incorporarse en un futuro. Incluyendo todos los cambios culturales, asesorías, catastro (nos capacitamos con la Organización Mundial de la Salud para aplicar un par de instrumentos de ellos) y en general cuando los aplicamos y la empresa contesta más del 70%, encontramos que ésta ya cumple con la cuenta, y lo que se debe hacer es certificar a esas personas, para que la empresa demuestre que cumple con la Ley y ahora comenzará a trabajar el cambio cultural.

Para que una persona califique como una persona con discapacidad, la Compin tiene que certificarse en el Registro Nacional de la Discapacidad o tener una pensión de invalidez de cualquier régimen.

 

Y para la nueva Ley 21.275 hemos desarrollado un curso muy corto de 70 horas, tiene el contenido preciso para que la persona que se vaya a certificar ante “Chile Valora” pueda certificarse en las 3 competencias que exige el perfil. En un mes te puedes formar y además, hemos armado alianzas con algunas empresas certificadoras para que nuestros alumnos tengan un descuento interesante para esa certificación”.

 

¿Crees que en Chile hemos avanzado con respecto a la inclusión laboral? ¿Qué puntos crees que son más potentes, cuáles están más débiles y en qué deberíamos avanzar?

 

“En Chile hemos avanzado una enormidad en cuanto a oportunidades y posibilidades para personas discapacitadas, nacer hoy día con discapacidad es totalmente distinto que hace 50 años. Ahora una persona con discapacidad se puede desarrollar en ámbitos artísticos, laborales o donde quiera, si es que tiene las competencias para ello, antiguamente no se podía.  

Gracias al recorrido que ha tenido Chile como país hasta hoy, es que la Ley ha permitido que las personas tengan un antes y un después, en materia de posibilidades laborales.

 

Pero, de todas formas, hay algunos déficit en Chile que aún se deben trabajar: 

  • Necesitamos educación inclusiva, para que sea tan natural convivir con temas de discapacidad que ya no sea tema la ley de inclusión laboral.
  • Falta formación en oficio.
  • Falta un cambio cultural en las comunicaciones, cuando nosotros queremos hablar de cosas positivas nos cuesta mucho entrar en los medios de comunicación.
  • Por último, necesitamos que la Ley 21.015 se cumpla a la exactitud y que  ojalá todas las empresas puedan tener a este experto en el área de RRHH de la empresa, para que favorezca el cambio cultural, la inclusión y todos los procesos que tiene que hacer la empresa para que se transforme en una empresa inclusiva de verdad”.



¿Qué resultados progresivos han visto desde que se fundó Tacal, hasta el día de hoy?

 

“Como te contaba, la fundación comenzó no en el mejor momento hace 27 años, pero el tiempo me ha dado la razón, hoy día tenemos más de 2.700 personas ya trabajando con contrato indefinido y además una Ley que obliga a tener el 1% de personas con discapacidad contratados en la empresa. Estamos muy contentos porque no son solo personas, sino que 2.700 familias que han podido salir de la pobreza y que hoy día tienen a un miembro de su familia activo y no pasivo”.



¿Cual es tu sueño para la fundación?

“Mi sueño para la fundación tacal es cerrarla, para que ya no sea necesario para lo que nació, que fue brindar oportunidades laborales a personas que habían estado toda la vida excluidos del mundo y que el resto podemos gozar”.

 

¿Qué consejos podrías entregarle a las empresas para poder crear un programa de inclusión laboral exitoso?

 

“Mi consejo más importante para todas las empresas es que matemos los prejuicios, es la barrera más importante para hacer inclusión laboral, no tengamos prejuicios antes de partir. Es la tremenda dificultad que tiene una persona con discapacidad para encontrar un trabajo. Tengo que vivenciar y eso lo pueden hacer conectándonos a la fundación, porque nosotros los podemos acompañar en ese proceso que consiste en: Identificar los prejuicios que tenemos individuales como empresa, para después botarlos, y luego construir una buena cultura empresarial inclusiva, que incorpore a todas las áreas, formacion, oportunidad, igualdad de tratos, como no sobreproteger, ya que hay que aprender cómo se trabaja con personas de discapacidad. Y por supuesto, todos los procesos de intermediación laboral incorporados”.

 

Si quieres ver un video de lo que fue esta entrevista, acá puedes ver una breve cápsula con consejos de una experta:

 

 

 

Artículos relacionados

❮ Volver al Blog