Múltiples necesidades: una solución para cada una ellas. Todas perfectamente integradas en un único software de recursos humanos.

Selecciona el tópico de tu interés

    de lectura

    Conoce las tendencias para medir indicadores de desempeño

    Buk

    De acuerdo con Randstad, el 20% de los trabajadores en Chile señala que no recibe retroalimentación respecto a su rendimiento, lo que les impide tener conocimiento sobre cómo están haciendo su trabajo y qué aspectos deben mejorar. A su vez, el 35% afirma que recibir retroalimentación aumenta su motivación, dando como resultado una mejora de la productividad y una mayor sensación de pertenencia. 

    Tomando en cuenta estas cifras, la incorporación de un modelo de evaluación de desempeño es esencial para impulsar el rendimiento de la fuerza laboral y reforzar el vínculo que tiene con la organización, al permitirles comprender cómo sus fortalezas y contribuciones en lo individual impactan en los objetivos centrales del negocio.

    ¿Para qué sirven los indicadores de desempeño?

    Los indicadores de evaluación de desempeño en una empresa ayudan a medir la productividad de los trabajadores en un periodo de tiempo, a partir del cumplimiento de objetivos o tareas, o la valoración de la actividad frente a la computadora por medio de plataformas automatizadas.

    Sin embargo, también se están incorporando modelos e indicadores que ayuden a evaluar aspectos cualitativos de la fuerza laboral, como sus competencias y habilidades. A partir de esto no solo es posible premiar logros, sino también identificar fortalezas y debilidades, e incluso planificar nuevas metas tomando en cuenta las características de la plantilla. 

    Tendencias en indicadores de evaluación de desempeño en una empresa

    Evaluaciones más humanas

    El 37% de los profesionales en Recursos Humanos tienen como prioridad para el 2020 mejorar la experiencia del colaborador, es decir, darle un trato más humano. Para ello, un modelo de evaluación de desempeño se enfoca en utilizar datos tanto cuantitativos como cualitativos, con el propósito de obtener una representación más personal de las necesidades, las conductas y los objetivos de los trabajadores.

    Así, ahora no solo se usan KPI para medir la velocidad, cantidad y la calidad del trabajo, sino que además se busca resolver preguntas como ¿por qué un equipo tiene un alto desempeño y otro no?, o ¿quién es probable que abandone la compañía en los próximos meses? La idea es que, de esta forma, las evaluaciones consideren la posibilidad de que los colaboradores mejoren su calidad de vida en el trabajo y permanezcan en la organización.

    Dichas evaluaciones pueden lograrse por medio de retroalimentación individual y grupal, entrevistas o cuestionarios, que permitan identificar competencias transversales, conocimientos técnicos y de formación, e incluso la satisfacción del empleado en cuanto a los distintos aspectos del trabajo.

    Mediciones ágiles y continuas

    Otra tendencia que se observa es la aplicación de indicadores de desempeño de forma más continua e inmediata. Esto significa que la medición de actividades no se realiza anual o semanal, sino de manera diaria para darle feedback al trabajador en el momento oportuno. Entre los beneficios están el rápido mejoramiento del desempeño y la posibilidad de mantener una comunicación permanente, fluida y de confianza entre los equipos de trabajo y los líderes.

    Por otro lado, al tener modelos de evaluación más integrales y recurrentes, los feedback permiten darle información de valor al trabajador sobre cómo puede crecer al interior de la organización. De hecho, el tercer aspecto que motiva a los trabajadores a incorporarse, permanecer o abandonar una organización son las oportunidades de desarrollo, de acuerdo con el estudio Tendencias Globales del Talento 2020; por lo que darle prioridad al feedback y a los planes de formación es esencial para mantenerlos satisfechos. 

    Transparencia de los procesos de evaluación 

    También ha predominado la necesidad de transparencia en los datos y procesos de evaluación por parte de la directiva o los altos cargos hacia los colaboradores. Esto, porque la perspectiva les puede ayudar a sentirse más estables laboralmente y a tener un mayor panorama sobre los puestos futuros. En este sentido, darles acceso a información acerca de su propio desempeño o qué indicadores serán evaluados, les ayudará a involucrarse activamente en su desarrollo profesional. 

    Conociendo para qué sirven los indicadores de desempeño y cuáles son las tendencias actuales, es posible crear estrategias que impulsen la productividad, la formación y cultura organizacional en la empresa.

    Tópicos: Talento, Desempeño

    Artículos Relacionados

    ¿En qué se diferencian clima y cultura organizacional?

    Suelen utilizarse como sinónimos, pero clima y cultura organizacional no significan lo mismo. Es muy necesario entender qué es cada uno y...

    ( read )

    Topics: Talento, Desempeño

    Conoce los nuevos métodos de evaluación de desempeño laboral

    Tradicionalmente, la evaluación de desempeño es utilizada para medir el rendimiento y comportamiento de los colaboradores en su puesto de...

    ( read )

    Topics: Talento, Desempeño

    Encuesta de clima laboral y motivaciones individuales

    Antes de abordar la importancia de la encuesta como medidor tanto de las motivaciones individuales como del clima laboral, es oportuno...

    ( read )

    Topics: Talento, Desempeño

    ¿Quieres saber más acerca de Buk?

    Habla con uno de nuestros ejecutivos hoy para conocer más acerca de nuestro software de gestión integral de RRHH.

    buk-screenshot