Agenda una Llamada

y cuéntanos de tus necesidades y la de tus colaboradores.

Gestión de Personas

Motivación: el motor de tus equipos

<span id=hs_cos_wrapper_name class=hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text style= data-hs-cos-general-type=meta_field data-hs-cos-type=text Motivación: el motor de tus equipos

Autor:

Buk

Las personas son el activo más valioso de toda organización. Son quienes hacen de cada lugar de trabajo uno único. Pero, ¿por qué?

Las empresas necesitan cumplir metas y objetivos, y la única forma de lograrlo es a través de colaboradores comprometidos y por sobre todo, motivados en su lugar de trabajo.

La motivación está ligada a un ambiente positivo que se trabaja desde el bienestar organizacional. Para saber más cómo gestionarlo te invitamos a escuchar nuestra primera temporada de Bukcast, el podcast de Buk aquí

Tener la felicidad de tus colaboradores en el centro, es esencial para la productividad de cada uno de ellos en sus responsabilidades. Cuando una persona está motivada en su lugar de trabajo, aspira a superarse en sus aprendizajes, para desarrollarse cada día más como profesional. 

Acá te contamos de manera más detallada, cómo puedes motivar a tu equipo y qué cambios son necesarios aplicar en tu empresa:

 

¿Qué es la motivación?

Según la RAE la Motivación es un ''Conjunto de factores internos o externos que determinan en parte las acciones de una persona”. Este significado nos indica que va relacionado con liderar, por el hecho de estar conduciendo a otros hacia sus objetivos, de la mejor forma, para cumplir metas y satisfacer aspiraciones. Por ende, si aumentamos el bienestar y productividad de las personas que trabajan en nuestro equipo, estamos ayudándolos a sacar la mejor versión de sí mismos.

 

¿Por qué es importante fomentar la motivación de tu equipo?

La motivación finalmente es el impulso para que tus colaboradores logren sus objetivos laborales, aumentando su productividad. Acá te contamos algunas razones importantes de tener en cuenta:


1. Sentido de propósito y pertenencia

Esto lo llevará a enfocarse en su mayor rendimiento, al sentir que es parte de un equipo que velan por un mismo objetivo y tiene responsabilidades que cumplir, el colaborador tiene sensación de pertenencia a la empresa.

 

2. Cohesión entre metas individuales y organizacionales

Va relacionado con el reconocimiento personal en la empresa, donde el colaborador demuestra su eficacia y aporte en el funcionamiento del negocio, cumpliendo objetivos. Al compartir con cada persona de la organización las metas organizacionales, permite que cada colaborador visualice de manera global el foco de sus responsabilidades y sus metas individuales, para sentirse una parte importante de la empresa y aumentar su eficiencia con un objetivo concreto como empresa.  


3. Diversidad de ideas, talentos y resolución de problemas

Con nuevas ideas, mejora la productividad, se amplia la visión del mercado y se diversifica la manera de cumplir las metas, desarrollándose con nuevas estrategias.

 


4. Permite trabajar por una mejor marca empleadora

La empresa al preocuparse por sus colaboradores, no solo será un beneficio interno para cada uno de ellos, sino también reflejará una buena imagen externa, al valorar el capital humano, tanto para retener talentos, como para atraer nuevos talentos. Finalmente, la empresa será única y atractiva.

 

5. Crear una cultura de progreso

Al mantener a tus colaboradores motivados y felices en su lugar de trabajo, se reduce la rotación de personal, dado que quieren seguir profesionalizándose en ese lugar de trabajo. Una buena cultura laboral, permite a los colaboradores alinearse por un mismo objetivo, uniéndolos entre ellos y aumentando el buen ambiente entre el equipo.

¿Cómo motivar a tus equipos?

Primero debemos preocuparnos por no desmotivar, y ver si estamos haciendo las cosas bien o debemos corregir errores como, por ejemplo, las siguientes acciones:

  • Logros que pasan desapercibidos.

  • Mal clima laboral.

  • Desajuste entre las perspectivas y la realidad. 

  • Problemas comunicativos, que frustran al no estar alineados como equipo.

Luego de haber comprobado que no tienes situaciones des motivantes para tu equipo, debes enfocarte en tomar actitudes motivacionales en tu organización como: 

  • Crear nuevos retos que permitan desarrollarse profesionalmente de manera desafiante.

  • Ofrecer recompensas, incentivo laboral.

  • Flexibilización de horario laboral

  • Cuidar el ambiente laboral

  • Buena comunicación, que los colaboradores se sientan parte de la empresa.


Te invitamos a crear una cultura de motivación en donde puedas incentivar en tu empresa un ambiente que propicie la automotivación y motivación colectiva, así lograr mejorar el rendimiento y productividad de tu negocio.


Una gran idea de generar motivación en tu empresa es con un programa de beneficios para tus colaboradores, en la siguiente nota puedes informarte más sobre cómo aumentar la felicidad con un programa de beneficios.

Artículos relacionados

❮ Volver al Blog