Agenda una Llamada

y cuéntanos de tus necesidades y la de tus colaboradores.

Reclutamiento y Selección

¿Cómo hacer un buen Onboarding a distancia?

<span id=hs_cos_wrapper_name class=hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text style= data-hs-cos-general-type=meta_field data-hs-cos-type=text ¿Cómo hacer un buen Onboarding a distancia?

Autor:

Buk

Debido a la pandemia, la mayoría de los trabajos se han volcado a la tecnología y han adaptado una forma virtual para seguir funcionando. Esto ha traído ventajas como obstáculos a la hora de reclutar y seleccionar nuevos colaboradores, como también ha afectado al proceso de  onboarding, o incorporación de nuevos colaboradores a las organizaciones. Esto se ha transformado en un desafío aún mayor, tanto para empleadores como para los nuevos contratados. Buscar formas de superar la distancia física y lograr un onboarding cálido y acogedor puede ser complejo y desafiante.

A continuación compartimos algunas ideas que podrían ser útiles para que el onboarding pueda ser exitoso.

¡Toma nota!

 

Onboarding desde los tiempos de Covid

Comunicación fluida y constante: ¡es la clave del éxito!

Pensemos en el proceso de Onboarding como la etapa de enamoramiento en una relación amorosa. Debemos seguir algunos pasos clave para asegurar que la ‘relación’ se desarrolle sin problemas. Después de la etapa de ‘Coqueteo’ que en nuestra analogía vendría siendo el proceso de reclutamiento, viene el ‘Enamoramiento’ u Onboarding. No podemos hacerle una oferta al candidato seleccionado y luego desaparecer dejándolos a la deriva, debemos mantenernos en constante contacto durante las primeras semanas, programar reuniones de bienvenida de índole más social, actividades recreativas virtuales entre otras.

Pueden existir muchas ideas para acompañar al nuevo colaborador en su proceso de Onboarding, todo dependerá de la cultura de tu empresa y cómo se vive el ambiente dentro de ella, qué es lo que se quiere transmitir. Puedes esperarlos con un Kit de bienvenida en la puerta de su casa, incluirlos en los chats y canales internos de la empresa, agendar una reunión de bienvenida con un estilo más informal y social, con el fin de que las personas tengan una instancia para conocerse y conversar sobre su historia, experiencia o día a día. Otra iniciativa importante, es poder presentar al nuevo trabajador a las demás personas de la empresa y explicarles el trabajo que hace cada uno, que sepa las áreas de la organización, con quién se relacionará y poder tener una reunión más cercana con los jefes o directiva de la empresa.

De la misma forma en que nos preparamos para una primera cita, debemos prepararnos para la llegada del nuevo colaborado a la organización, asegúrate de entregarle todas las herramientas e información necesaria para empezar su nuevo trabajo. Hazle saber cuáles serán sus principales tareas y objetivos, qué se espera de él en las primeras semanas, cuál es la prioridad en cuánto a sus funciones, plazos de entrega de proyectos, todo lo que pueda ayudar a una adaptación fluida.

Dales extra atención

Tanto la jefatura del nuevo colaborador como el encargado de onboarding de la organización, debiesen estar en constante contacto con el nuevo trabajador durante las primeras semanas. Si tú eres esa persona, entonces agenda reuniones periódicas para saber cómo están, ten en cuenta que al no estar en la oficina, las conversaciones de pasillo no existen y no podemos ver el progreso y adaptación de las personas nuevas de manera presencial. Otra opción también, es disponer una especie de tutor que acompañe y guíe al nuevo trabajador en sus primeros días.

En tiempos de distanciamiento social, debemos hacer que el proceso de onboarding sea lo más personalizado posible para cada nuevo colaborador. Es de suma importancia mostrarles que los valoras y te preocupas por su bienestar, además, esto les da la señal de que quieres invertir tiempo en construir una buena relación que aporte al futuro éxito de ellos y de la empresa. Ofréceles toda la asistencia necesaria para que se sientan cómodos y para que su adaptación sea rápida y exitosa. Demuéstrales que estás disponible para apoyarlos profesional y emocionalmente.

Cumple tus promesas

Al igual que en una relación amorosa, queremos que el nuevo colaborador pase de su fase de enamoramiento a estar completamente ‘enamorado’ de nuestra organización, que se sienta parte esencial de la misma. Por eso, es importante cumplir con lo prometido, pero no sólo en pro de la transparencia y honestidad, sino que también para cumplir con las expectativas del nuevo trabajador.

Asegúrate de que en esas primeras semanas, le muestres que la empresa es tan buena como se lo prometiste durante la entrevista inicial. Si prometiste espacio para el desarrollo profesional, entonces ofrécele ese espacio, entrégale los recursos necesarios, dale herramientas para el aprendizaje y crecimiento personal. Se consistente y asegúrate de entregar lo que prometiste.

Los nuevos colaboradores están poniendo su futuro en tus manos, es importante construir esta nueva relación con base en la confianza mutua.

En tiempos como éstos debemos ser extra creativos, buscar nuevas e innovadoras formas de dar la bienvenida a quienes se suman a nuestra organización, ser flexibles, pacientes, estar presentes y por sobre todo mostrar empatía.

Nueva llamada a la acción

Artículos relacionados

❮ Volver al Blog