Agenda una Llamada

y cuéntanos de tus necesidades y la de tus colaboradores.

Gestión de Personas

Cómo implementar un programa de beneficios en tu empresa

<span id=hs_cos_wrapper_name class=hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text style= data-hs-cos-general-type=meta_field data-hs-cos-type=text Cómo implementar un programa de beneficios en tu empresa

Autor:

Buk

Son muchas las empresas que han comenzado a implementar un programa de beneficios para sus colaboradores. Se ha demostrado que tener beneficios o gratificaciones ayuda a crear un ambiente laboral más positivo, aumenta la motivación de los colaboradores por el trabajo y esto lleva de la mano a una mayor productividad en la empresa. Las nuevas generaciones han ido transformando la cultura del trabajo a que sea compatible con la vida familiar.

Según la encuesta de Metlife,  "Creando un mejor lugar de trabajo", el 71% de los encuestados se encuentran satisfechos con los beneficios que su empresa les entrega. Uno de los principales beneficios que tienen prioridad son aquellos que permiten una flexibilidad laboral, calidad de vida, seguridad financiera y aporte en la salud.

Es muy importante considerar tener beneficios para tus colaboradores. Lo que se define hoy como "Salario Emocional" va tomando cada vez más protagonismo a la hora de cerrar un contrato de trabajo. No dejemos de mencionar que un beneficio para un trabajador, se transforma a la larga en un beneficio para tu empresa, pues aumentará la productividad y el compromiso por tu marca.

¿Estás pensando en implementar beneficios para tu empresa? Toma nota, porque aquí te dejamos algunos pasos que debes tener en consideración. 

 

¿Cómo implementar un programa de beneficios?

implementa un programa de beneficios incluyendo a todos tus colaboradores, define tu presupuesto, valoriza los beneficios y usa un sistema de puntos

1. Incluye a todos tus colaboradores


Uno de los pasos más importantes a la hora de crear un programa de beneficios es la integración y transparencia. Los beneficios son para tus colaboradores, por lo que intenta escuchar qué es lo que necesitan, qué es lo que quieren, qué les gustaría recibir como beneficio. Haz que este proceso de creación puedan participar la mayor cantidad de personas posibles. Van a salir muchas ideas buenas y distintas, pero se van a repetir varias también. En las repeticiones vas a comenzar a ver patrones que te darán un indicio de lo que tus colaboradores necesitan y qué beneficios puedes crear.

2. Define tu presupuesto

¿Cuánto estoy dispuesto a gastar por el módulo de beneficios? ¿Definiré un presupuesto por persona o un monto total por empresa? Son muchas las preguntas que pueden salir en este paso, es por eso que te recomendamos en primer lugar: ser ordenado. La cantidad y el tipo de beneficios que podrás otorgar dependerá de tu presupuesto. Es muy importante también, considerar la forma en que quieras que se distribuyan esos beneficios.

Según las tendencias, hay muchos trabajadores que están privilegiando la combinación del trabajo con la vida familiar. Además prefieren tener un buen jefe, aprender, proyectarse y disfrutar de un buen ambiente laboral antes del monto final de su liquidación de sueldo. Hay otros colaboradores que prefieren tener buenas remuneraciones y el clima laboral no es de gran importancia. Eso dependerá de la industria y la cultura de la empresa. Es por eso que definir el presupuesto es muy subjetivo y dependerá específicamente de cada lugar de trabajo. 

Puedes optar por tener beneficios solicitables, beneficios no solicitables o beneficios flexibles. Además puedes administrar estos beneficios de manera que puedas segmentar los beneficios, según área, cargo, antigüedad o condición del colaborador. De esta forma, un nuevo trabajador no tendrá los mismos beneficios que tendrá un gerente que lleva 10 años en la empresa o alguien que tenga 4 hijos, por ejemplo. Puedes también optar por dar los mismos beneficios a todos los colaboradores por igual.

3. Valoriza tus beneficios

Cuando ya hayas definido tu presupuesto y hayas seleccionado los beneficios que más se repiten o necesiten tus colaboradores, es hora de valorizarlos. Este paso te permitirá organizar mejor tu presupuesto e invertir en lo que más se requiere o tu quieras potenciar. Aquellos beneficios monetarios, como bonos, son más fáciles de valorizar ya que contemplan una cifra justa a considerar. Pero hay beneficios que cuesta más valorizar por temas de subjetividad, por ejemplo el día de vacaciones. El valor de un día de vacaciones de una jefatura o gerencia será distinto que el de un colaborador normal. Hay que considerar también, que habrán áreas que preferirán tomarse un día de vacaciones y otras que querrán pedir el dinero de ese día.

Una vez que se valoricen los beneficios, se puede realizar un proceso de ajuste, en donde se priorizan aquellos beneficios que más interesan a la empresa y se pueden hacer descuentos sobre ellos para incentivar a los colaboradores a tomarlos. Por ejemplo, alguna capacitación o charla.

4. Utiliza un sistema de puntos

Esta es una nueva tendencia que se está aplicando en el módulo de beneficios: los puntos. Muchas empresas utilizan puntos para valorizar sus beneficios de una manera más amigable. Se hace mucho más fácil administrar los beneficios a través de puntos, se puede jugar y hacer más flexible la toma de beneficios. Por ejemplo, se puede otorgar al día de cumpleaños 500 puntos y salir a medio día, pero un día completo tomará 1.000 puntos.

Además podrás potenciar más tu marca, permitiendo ponerle nombre a los puntos con referencia a tu industria o nombre de empresa. ¡Así es como existen las millas, coins o el nombre creativo que se te ocurra!

¡Ya está! Ten estos pasos en consideración e irás por buen camino. No olvides incluir a tus colaboradores y escucharlos, son ellos los que tendrán acceso a los beneficios que estás ofreciendo y les facilitarás su vida laboral.

Si necesitas ayuda, Buk es un  software de recursos humanos que tiene muy desarrollado el módulo de beneficios e incluye todos los pasos anteriores a seguir.

En Buk la prioridad son las personas y quien hay detrás de cada puesto de trabajo. Es un software sencillo, amigable y muy fácil de usar. Su módulo de beneficios te da la flexibilidad para hacer todo lo que necesites en la personalización de tus beneficios. Puedes optar por tener beneficios flexibles o fijos, crear versiones de un mismo beneficio, segmentar por área, cargo o condición o combinar beneficios como tu quieras. Además, lo mejor es la reportería que te entregan sobre el uso y la satisfacción del personal con el beneficio. Es una herramienta útil tanto para la administración de recursos humanos como para el colaborador cuando entra de manera fácil y rápida a su Portal de Empleado y está todo al alcance de un solo clic.

¡Si estas interesado, puedes contactarte con Buk aquí

Imagen que permite la descarga del ebook software recursos humanos buk

Artículos relacionados

❮ Volver al Blog