Agenda una Llamada

y cuéntanos de tus necesidades y la de tus colaboradores.

Tendencias

Transformación digital: cambiando Chile y el mundo

<span id=hs_cos_wrapper_name class=hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text style= data-hs-cos-general-type=meta_field data-hs-cos-type=text Transformación digital: cambiando Chile y el mundo

Autor:

Buk

Durante los últimos años se ha hablado mucho de la revolución industrial 4.0 y de la digitalización, pero no todos comprenden en realidad qué es la transformación digital y lo que esto implica. No se trata únicamente de utilizar una solución o de entregar productos digitales, sino de crear un lugar en donde las tecnologías beneficien a los trabajadores, a los procesos y a la compañía en general.

Transformación digital: ¿Qué es?

Básicamente, la transformación digital consiste en integrar tecnologías para mejorar los procesos de una empresa. Además, se requiere de un cambio en la cultura organizacional para integrar correctamente las nuevas soluciones al cotidiano y que sean un aporte -y no un problema u obstáculo- para los trabajadores.

Se estima que 70% de las organizaciones ya cuentan con una estrategia de transformación digital o están trabajando en ello, dando cuenta de la importancia que tiene este proceso para el entorno empresarial.

 

El proceso estratégico de la transformación

Lo primero es tener claro cuál es el objetivo de la transformación digital en tu empresa y qué harás para alcanzarlo. Así, es posible planificar un paso a paso y hacer que este proceso tenga un impacto positivo en tu negocio. Desde luego, se trata de una tarea a largo plazo, por lo que se requiere de un análisis detallado de cada etapa.

Entonces, ¿Qué se necesita para la transformación digital y liderar el proceso en tu empresa? Toma nota:

1. Plantea objetivos realistas, pero desafiantes

¿Cuál es el objetivo de la transformación digital? Como ya sabes, la digitalización en una empresa no se trata únicamente de adquirir tecnologías, sino que se trata de una actualización de los procesos internos y el desarrollo de un modelo de negocio que permita crear nuevos y mejores productos y servicios.

Por esto, debes tener una visión estratégica y transversal sobre lo que esperas conseguir, es decir, que las tecnologías a adquirir y los equipos involucrados estén en sincronía con tus planes. Siendo así, lo primero es identificar las necesidades a mejorar y de qué forma la transformación digital puede brindar soluciones.

Ten siempre en cuenta que la evolución de las tecnologías es cada vez más rápida. No tengas miedo de empujar los límites de tu imaginación, y confiar en que las herramientas digitales pueden ayudarte a llegar más lejos de lo que piensas.

2. Conéctate a la nube, pero también a las personas

Parte fundamental de lo que se necesita para la transformación digital radica en el cambio cultural. Los colaboradores necesitan involucrarse y entender el proceso para motivarse, aportar ideas innovadoras y utilizar correctamente las nuevas tecnologías.

Imagina que le regalas un smartphone a una persona que jamás ha utilizado uno. Ni siquiera sabe cómo usarlo para hacer y recibir llamadas. Entonces, ¿podrá transferir dinero usando una app o sacar una foto? ¿y si necesita guardar un número telefónico? Probablemente lo anotará en su agenda de bolsillo. En definitiva, es una inversión que no está siendo aprovechada.

Lo mismo ocurre en una organización donde los procesos y los colaboradores no están en sincronía y desconocen el mundo de posibilidades que yace en la transformación digital. Por eso es importante conseguir una transición suave y óptima a través de un enfoque integral.

3. Manos a la obra: implementa tu estrategia de transformación

Una vez que has definido tu estrategia digital y modelado un plan que involucre la adopción eficiente de soluciones de vanguardia, es momento de llevarlo a cabo de manera precisa. 

Diseña e implementa proyectos en donde la transformación digital sea el eje, invitando a los colaboradores a utilizar nuevas tecnologías para mejorar su desempeño y optimizar sus resultados, algo clave en un contexto como el actual, en el que la crisis sanitaria ha acelerado considerablemente este tipo de procesos.

De hecho, 79% de las compañías afirma que el COVID-19 obligó a aumentar sus presupuestos en materia de transformación digital, un dato que permite entender la importancia que tiene para el éxito de negocios de cualquier industria.

4. Observar para mejorar: mide tus acciones

Por último, no tendría sentido llevar a cabo nuevas estrategias digitales sin una supervisión que permita identificar falencias e implementar mejoras. Define indicadores de rendimiento -o KPIs- que te permitan comprender el avance o los resultados de la transformación digital, algo clave para realizar ajustes en el momento correcto.

 

Buk: la mejor herramienta de transformación de Recursos Humanos

Para comenzar un proceso de transformación digital eficiente no necesitas realizar grandes inversiones: solo basta con adoptar soluciones que se adapten a los requerimientos de tu negocio, como Buk.

Buk es un software integral de recursos humanos que te permite digitalizar todos los procesos en lo que colaboradores respecta. Gracias a los diferentes módulos con que cuenta, podrás ahorrar tiempo en tareas administrativas, potenciar el talento de tu empresa y fortalecer la cultura organizacional, sentando las bases para un mejor rendimiento.

Nueva llamada a la acción

Artículos relacionados

❮ Volver al Blog